CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema. PARA COMPRARLO, PULSAD SOBRE LA IMAGEN

07 julio 2014

Retención de líquido. (Conflictos emocionales que pueden provocarlo)



Es una acumulación de líquido en los espacios intercelulares. Puede deberse a una obstrucción venosa o linfática. Manifiesta un estado de miedo e inseguridad en la relación con la vida. “Necesito amor, pero no me fio de nadie  y sólo cuento conmigo mismo”. Es como una “barrera” que el individuo pone frente a su entorno, que le parece peligroso.
Se trata de personas que tienen muy arraigados los hábitos familiares, que se preocupan por la perfección, que tienden a asegurarse en exceso de la cosas y que tienen mucho miedo a ser juzgados.
En algunos casos la retención de líquido se manifiesta después de la desaparición de un miembro familiar el cual era su principal apoyo.
Si la retención se sitúa en los tobillos o en los pies, es porque el afectado se encuentra en una situación en la que no sabe qué decidir, duda qué actitud adoptar ante la falta de claridad en las posturas tomadas por los demás.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
¿Qué es lo que nos molesta? ¿De quién nos estamos protegiendo? ¿De qué o quién no queremos desprendernos? ¿Qué tenemos miedo de perder?

Joman Romero 
Autor del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

22 mayo 2014

ALERGIAS (Conflictos emocionales que pueden llevar a padecer éste síntoma)




La alergia  -que viene del griego allos (extraño, diferente) y de ergos (reacción, actividad) es un proceso por el que un individuo reconoce como extraña a una partícula o sustancia denominada alérgeno (inofensiva para la mayoría de las personas) que, en cambio, provoca en éste una respuesta de su sistema inmunológico, dando lugar a una serie de manifestaciones clínicas características como goteos nasales, estornudos, picazón, sarpullidos, edema (hinchazón) y asma.

La alergia aparece por un psico-choque emocional inicial, un acontecimiento desestabilizante que sobrepasa el umbral de tolerancia del individuo.

¿Qué es un psico-choque emocional?

-Se trata de un suceso de la vida cotidiana desagradable que llega de improviso, que nos coge por sorpresa  y nos desestabiliza.

-Vivido de una manera aislada, en soledad y sin compartirlo con otras personas. Lo que vivimos en el aislamiento es lo que sentimos. No es lo que vivimos en el exterior, sino lo que sentimos en el interior, lo que experimentamos a solas, el resentir.

-Sin solución satisfactoria para nosotros, en ese momento, aunque quizá para otras personas sí que la tenga.

-De intensidad dramática real, o sentido como tal. El inconsciente puede vivirlo de una manera simbólica, pero no sabe distinguir entre lo real y lo simbólico.

Existen dos etapas en la génesis de una alergia:

La primera etapa es la fase “muda”, silenciosa, llamada de sensibilización o de identificación del agresor: el alérgeno. Es la programación de la alergia. El sistema inmunológico identifica un cuerpo extraño, se encarga de analizarlo y fabrica anticuerpos específicos y silenciosos, memorizando las características del intruso. Se relaciona con un suceso dramático muy preciso que ha ocurrido en el mismo momento en que entrábamos en contacto con el alérgeno. Hay una relación directa entre un psico-choque emocional y un elemento externo donde proyectamos el psico-choque. El cuerpo memoriza la sustancia o elemento que estaba presente en el momento del drama, el sistema inmunológico lo califica como algo peligroso porque va asociado a una emoción dolorosa e intenta eliminarla cuando la detecta en el organismo. Una persona ha estado expuesta a un alimento, medicamento o elemento durante toda su vida pero a partir de cierto momento, el momento del drama, habrá un rechazo físico. Ésta es la primera exposición, la identificación, donde el alérgeno queda grabado. A partir de éste momento el inconsciente asocia el episodio impactante y el alérgeno para formar un dúo inseparable. Es el instante que el inconsciente lleva al olvido por tratarse de una experiencia muy dolorosa. El alérgeno es una simple advertencia de un peligro inminente, conocido pero ocultado, es el aviso del recuerdo doloroso, desagradable, de la primera vez. En ésta etapa no se manifiestan síntomas físicos.

La segunda etapa o fase “ruidosa” es cuando en un segundo contacto con el mismo alérgeno, los anticuerpos, silenciosos hasta ahora, se vuelven reactivos y desencadenan una respuesta desmedida “reacción alérgica”. Ahora es cuando aparecen los síntomas clínicos. La crisis alérgica no es más que una nueva confrontación con el alérgeno que representa al drama desestabilizador inicial y que permanece oculto en el inconsciente.

Para sanar la alergia tenemos que ir a buscar al inconsciente el drama desestabilizante para identificar la emoción y el resentir oculto, expresarlo (descarga emocional) y tratar de encontrar una salida para que se produzca el cambio emocional.

Un ejemplo: Alergia a los frutos secos. Una pareja de novios acuerdan con varias parejas más pasar el fin de semana en la casa de campo de uno de ellos. En un momento en el que estaban todos reunidos, tomando un aperitivo, se entabla una fuerte discusión entre la pareja. El novio, después de decirle que ya no quiere continuar con la relación, termina marchándose solo del lugar. La novia, impactada por todo lo ocurrido (psico-choque), se encontraba comiendo frutos secos. Este acontecimiento desestabilizante pasará al olvido más profundo de ésta joven, por doloroso. La próxima vez que entre en contacto con frutos secos aparecerán los síntomas de la alergia. Es como un aviso: cada vez que coma frutos secos se va a acordar inconscientemente de la situación emocional dolorosa. El inconsciente para protegerla desplaza la emoción hacia el cuerpo físico (estornudos, sarpullidos, escozor o hinchazón de los ojos, etc.). De ésta forma, ocupándose de la reacción alérgica molesta, se olvida del trauma doloroso relacionado con la sustancia (frutos secos).

Hay que tener en cuenta que la  mayoría de las alergias se desencadenan por episodios ocurridos entre los siete años y nuestro momento actual. Solo un porcentaje muy bajo de los procesos alérgicos nos llevan a buscar en las experiencias ocurridas a nuestra madre durante el tiempo de su embarazo o en nuestros antepasados. Se trata de aquellos casos en los que somos sensibles a ciertos alimentos, sustancias, etc. y lo somos desde nuestro nacimiento o desde los primeros años de vida.

Alergia al agua: Buscar en la memoria accidentes relacionados tales como ahogo, inmersiones, suicidio, etc.

En segundo lugar, el agua representa a la madre. Buscaremos una problemática con la madre o con la función materna. Con frecuencia se pueden encontrar historias relacionadas con separaciones causadas por divorcios, enfermedades, muerte, etc.

Alergia al sol: el sol es el símbolo arquetípico universal del padre. Hemos de buscar experiencias relacionadas con el padre o con la función paterna. Un gran número de casos guarda relación con un padre ausente físicamente a causa de una separación, divorcio, muerte, etc. Pero también puede deberse a un padre presente físicamente pero ausente simbólicamente a causa de una depresión o por cualquier otro motivo.

Alergia a los metales: Puede tratarse de un contacto impuesto o de un conflicto de separación. Cuando se trata de una alergia desde siempre hay que buscar historias familiares dramáticas relacionadas con arma blanca.

Alergia al alcohol: Problemas relacionados con los padres: peleas continuas, divorcios, etc. Los líquidos hacen referencia a la madre, pero el “fuego” está relacionado con el padre, todo lo que sube al cielo representa al padre. “Quiero un amor muy distinto del que me han dado”.

Alergia o intolerancia al gluten: (Véase celiaquía) El pan representa un elemento clave de la vida familiar (ambiente familiar). Buscaremos dramas relacionados con la falta de cohesión familiar o de separaciones de la familia, de los padres, etc.

"Me han echado de mi familia" “Estoy separado de mi familia”.

Alergia al polen: Conflictos de desamores, separaciones y encuentros sexuales que pueden acarrear peligro.

Alergia a los animales: Deberemos buscar sucesos dramáticos donde intervenga el animal al cual somos alérgicos.

Asimismo hay que tener en cuenta el sentido simbólico que pueda tener el animal correspondiente, por ejemplo: el gato, simbólicamente representa la independencia; el perro, la fidelidad, el amor incondicional; el águila, la libertad; el conejo, la sexualidad; el toro, la masculinidad; el caballo, el viento, la vitalidad, la inteligencia, etc.

Sinusitis alérgica: Hay que buscar situaciones conflictivas en ambiente que podría ser calificado como: nocivo, impuro, repugnante, asqueroso, desagradable, sucio, etc.

Alergia a los alimentos: La mayoría de las alergias que están relacionadas con algún alimento concreto nos conducirán hacia un drama acaecido durante una comida.

Alergia a los medicamentos: iremos a buscar en dirección hacia una terapia que hemos recibido y a la cual el drama está unido.

Alergia a sustancias que están en contacto con la piel: productos de bellezas, jabones e incluso la alergia al sol, al agua, a los metales en general nos orientarán hacia dramas ocasionados por separaciones o por contactos problemáticos.

Alergia a sustancias que se inhalan: como pueden ser los pólenes, gramíneas, ácaros, moho o pelos de animales nos conducirán hacia un psico-choque ocurrido en una casa de campo, en una granja con animales, estando debajo o encima de una cama, etc.

Las señales clínicas nos orientarán de forma muy precisa hacia el origen central de la alergia:

Cuando están afectados los ojos con lagrimeo, picor, inflación nos dirigirán hacia una experiencia visual dramática. No querer o no poder ver o haber perdido de vista algo o a alguien.

Cuando es la piel  la afectada con prurito (picores), eccema, urticaria, etc., iremos a buscar conflictos relacionados con separaciones.

Si es la laringe, tos o el asma laríngea nos conducirán hacia dramas en los que el miedo ha estado muy presente.

Si los afectados son los bronquios, a través de bronquitis y el asma, debemos encaminar nuestra investigación hacia peleas y gritos en el ámbito familiar o mirar en el árbol genealógico muerte de algún miembro del clan por problemas de asfixias.

Cuando los síntomas se manifiestan en la nariz nos orientan hacia vivencias  conflictivas donde se destaca el factor “nocivo” o “me huele muy mal”.

La conducta a adoptar ante una alergia:

En primer lugar tenemos que ir a buscar todos los detalles históricos posibles de la vivencia emocional dramática de la persona alérgica y encontrar la conexión entre la fase se sensibilización y la primera crisis alérgica. En el ejemplo expuesto anteriormente la novia se sensibilizó a los frutos secos cuando su novio, después de una discusión, se levantó y la dejó plantada (abandono, separación) delante de sus amigos, mientras estaban comiendo frutos secos y la reacción alérgica a éste alimento se desencadenó algún tiempo después durante una celebración, en la que entre otros aperitivos, se encontraban los frutos secos. El denominador común entre estos dos episodios habían sido los frutos secos.

¿Cuál es la reacción alérgica y a qué órgano o parte de nuestro cuerpo afecta?

¿De qué alérgeno se trata?

Ahora es necesario situarnos y revivir la situación  en el tiempo y el espacio, como si estuviera ocurriendo en estos momentos y tratar de encontrar la emoción asociada al acontecimiento y expresar el resentir que quedó guardado en el inconsciente en aquel instante.

Y por último tenemos que encontrar un recurso, una salida consciente de la primera situación para que se produzca el cambio emocional y la posible sanación de la alergia.





Joman Romero
Autor del libro: CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

20 mayo 2014

LA MANERA MÁS SEGURA DE FRACASAR ES INTENTAR COMPLACER A TODO EL MUNDO



Arthur Schopenhauer afirmaba que perdemos tres cuartas partes de nosotros/as mismos/as para ser como los demás. Una de las razones por las que lo hacemos es para intentar complacer a todo el mundo. Para los seres humanos es natural querer el respeto y la aprobación de los demás. El problema no es nuestro deseo de obtener respeto y la aprobación de unos cuantos amigos y conocidos. El verdadero problema empieza cuando intentamos complacer a todo aquel que se cruza en nuestro camino.

Mucha gente derrocha demasiado tiempo y energía, en lugar de concentrarse en sus propias esperanzas, planes y sueños. No sea uno de ellos. Los aplausos, las felicitaciones y los elogios son una prima en la vida y no deberían ser una necesidad.

No es posible gustar y recibir la aprobación de todo aquel que le conozca. La buena disposición para aceptar la desaprobación y el rechazo es una peculiaridad esencial de los individuos que tienen confianza en si mismos. Es inevitable que haya gente a la que usted no le guste. Es imposible complacer a todo el mundo, todo el tiempo. Tampoco es posible complacer a alguien, todo el tiempo. Y haga algunas personas que desaprobaran todo lo que usted haga todo el tiempo.

No hay nada de malo en haber un enemigo o dos. Elbert Hubart dijo: “ Si no tienes enemigos, lo más probable es que tengas el mismo problema respecto a los amigos.” Abraham Maslow descubrió que los individuos con el nivel más alto de desarrollo psicológico están dispuestos a hacer enemigos siempre que lo que hagan sea lo correcto para ellos mismos. Se dan cuenta de que no puede complacer a todo el mundo, por mucho talento que tengan y por mucho que lo intenten. Querer gustarle a todo el mundo es otra forma de codicia, y la gente autorrealizada no es codiciosa.

Si quiere dejar su marca en el mundo, no desperdicie su precioso tiempo cortejando a todos los de su alrededor para conseguir su aprobación. Usted no puede serlo todo para todo el mundo y no debería intentar ser aquello que los demás quieren que usted sea. Si está siempre, intentando complacer a los demás, sentirá ansiedad, tendrá miedo y no será natural. No existe nada tan difícil como estar a la altura de lo que los demás creen que sería ideal que fuera un amigo o familiar. A la larga, su salud física y mental pagará el precio.

El éxito consiste en hacer lo que es correcto para nosotros. Debe recordar que se debe siempre a sí mismo. Es importante ser el numero uno. Si quiere cuidar de su familia, ser generoso con sus amigos y servir a su comunidad, debe cuidarse usted primero.

Si siempre ha tenido la inclinación a complacer a todo el mundo, tiene que fijarse en la fuerza impulsora subyacente. Es importante que se enfrente a las emociones concomitantes que hacen que sea usted esa persona encantadora que intenta complacer a todo el mundo. Si intenta complacer a todos, puede que acabe por no complacer a nadie. A medida que va pasando por la vida, es inevitable que atraiga gran cantidad de desaprobación. Este es el precio que ha de pagar por estar vivo y ser un individuo único.

Si está convencido de que está haciendo lo correcto con su vida, conseguirá que lo que los demás digan de usted sea, no solo, insignificante, sino también completamente irrelevante. Es usted quien debe decidir lo que es importante en su mundo y por ello, cuando finalmente supere la necesidad de complacer a todo el mundo, experimentará una satisfacción sorprendente y se preguntara por qué esta sensación se le había escapado hasta ahora.

Autor: Ernie J. Zelinski "101 cosas que ya sabes pero que siempre olvidas"

linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...