CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

01 febrero 2009

¿Y ahora cómo empleo todos estos conocimientos para curarme?


Llegado a este momento el lector o la persona enferma, después de tantas reflexiones encaminadas a comprender el mensaje de los síntomas, podría preguntarse: “¿Y ahora cómo empleo todos estos conocimientos para curarme?” ¿Qué tengo que hacer?
Basándome en mi propia experiencia la respuesta sería: estar alerta, prestar atención, aprender a ver, en definitiva: estar consciente. No se trata de hacer nada, de cambiar nada o de intentar ser mejor persona, sólo ser consciente del síntoma para conocernos a nosotros mismos.
Conocerse a sí mismo no significa conocer el yo, el ego. El yo inferior o ego es al Yo Superior o Ser, lo que un árbol es al bosque.
El ser humano es mucho más de lo que se cree. Es un microcosmos que contiene todos los principios de la existencia, es como una gota de agua al océano.
Por eso cuando un síntoma se manifiesta en nuestro cuerpo, nuestra primera actitud ha de ser la aceptación del síntoma, aprender a quererlo ya que nos muestra un principio que nos falta , que está en nuestro subconsciente y que necesitamos integrar para estar sanos, para estar completos y alcanzar la Unidad.
Todo síntoma manifiesta una cara oculta de nosotros mismos, un aspecto negativo, que nosotros hemos rechazado por su naturaleza dolorosa y que aparece de nuevo cuando la circunstancia es propicia para que lo aceptemos y lo hagamos formar parte de nosotros mismos.
Si no lo aceptamos, si no lo queremos tener, si hacemos juicios en su contra, si juzgamos “esto es malo, es injusto o es una contrariedad”, si rápidamente queremos tomar un remedio para que desaparezca, para que lo elimine, el principio manifestado se ocultará y se esconderá de nuevo en el subconsciente.
Así que cuando aceptamos un síntoma, es decir, cuando no le oponemos resistencia, y tomamos conciencia de él nos transformamos y, al mismo tiempo estamos transformando el proceso de enfermedad en proceso de salud.
No hay nada más que hacer; con verlo, con observarlo cada vez con más atención, es suficiente.
Lo único que necesitamos es ser conscientes de lo que el síntoma nos expresa y con esa conciencia empieza a desaparecer.
Como podrán comprobar, los que quieran emprender el camino del auto-conocimiento la mayoría de los síntomas desaparecen “misteriosamente”, cuando se toma conciencia de ellos.
Si el síntoma se manifestó porque fuimos inconscientes, en cuanto lo vemos, en cuanto lo observamos y lo aceptamos se produce un cambio radical.
Es como la oscuridad que desaparece misteriosamente cuando aparece la luz.
Como ya mencioné en el prólogo, sólo hablo del plano esencial de la enfermedad y, por supuesto, esto no excluye que se tomen medidas funcionales, del tipo que sean, si fueran necesarias.
Todas las opciones son válidas si se hacen conscientemente.
Pero sigo insistiendo, porque mi experiencia así me lo ha demostrado, que la curación sólo puede realizarse en la mente.
Si alguien cree que por haber sido operado ya no necesita ocuparse del trasfondo mental está en un error y la vida se encargará de demostrárselo con otra nueva lección cuando menos se lo espere y, casi con toda seguridad, con mayor virulencia que la vez anterior.
Debemos reconocer, como seres espirituales que somos, que el ego que vive en la ilusión de la separación, de la polaridad, nos pone enfermos y que para acceder a la salud debemos recorrer el camino que va desde el yo inferior al Yo Superior, desde la polaridad y la separación a la Unidad y al Amor, en ese camino, cualquier síntoma es un amigo y maestro.
Extraido del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

17 comentarios:

  1. hola joman!!!!!

    interesantísmo tu texto!!
    me encantó porque creo absolutamente en lo que escribes.
    será por mis experiencias o por mi terapia, pero creo firmemente en los mensajes que nos dá la mente a través del cuerpo físico..
    gracias por compartir algo tan importante para crecer.

    un abrazo y buen domingo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola joman!!!me interesa mucho el tema, ademas puedo decirte que tengo esperiencias de que el ser humano es asi y todo esta relacionado entre si,mente, cuerpo,
    y creo que el cuerpo nos habla de esta manera, somos universo,y un misterio que todavia no hemos llegado a comprender por desgracia.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Si es asi, creo que lo fundamental es tomar conciencia del sintoma, y es algo que no solemos hacer, lo negamos porque no queremos enfermar, que enseñanza! un abrazo ivana

    ResponderEliminar
  4. Hola Adrisol: Gracias a ti por visitarme y leerlo todo con tanta atención.
    Bueno, lo que comparto es siempre mi experiencia personal y todo lo que he aprendido de tantas almas que han pasado por mi consulta, que han participado en mis charlas, en mis talleres o cursos...con todo ello he podido escribir el libro Conocernos, el cual continua por ahí, ayundando a aquellas personas que esten dispuestas a responsabilizarse de su salud y a conocerse.
    Para mi, el ser humano es una Unidad indivisible y lo que ocurre en el cuerpo, le ocurre al ser humano en su totalidad. De hecho, el cuerpo-mente para la Conciencia, es como las olas para el Océano.
    Un abrazo tambien para ti, Joman.

    ResponderEliminar
  5. Hola Yeni: Y debemos dar las gracias por ser un Misterio... porque si no cualquier cientifico inconsciente ya nos hubiera tratado de convencer a través de alguna teoría lógica-racional. No, mejor vivir cada uno, como tu dices, su propia experiencia.
    Un abrazo y gracias por estar ahí: Joman.

    ResponderEliminar
  6. Hola Ivana: Bueno, creo que lo negamos por que no nos aceptamos y esto ocurre por que, en realidad, no nos conocemos. De ahí que los síntomas de la enfermedad lo que nos proporcionan es información para que tomemos Conciencia de la totalidad de nuestro Ser. La enfermedad siempre viene a sanarnos.
    Un abrazo y muchas gracias por compartir: Joman.

    ResponderEliminar
  7. Holaaa...
    Gracias a la enfermedad podemos parar y permitirnos los cambios necesarios para seguir evolucionando.
    Solo hay que escuchar que te dice,que esta mal en tu vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Joman, me gusta como has expuesto el tema, siempre he pensado que nuestra mente está bastante desaprovechada, me gustaría poder ejercitarla lo suficiente como para salvar algunos de los obstáculos que se nos van presentando en forma de enfermedades, muy interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Joman! Lo que expones en la entrada tiene mucho sentido. Es la propia vida la que nos va mostrando que eso ocurre en cada ser humano.

    Lo que me parece que quedaría 'como para nota' es quedarnos en la 'simple aceptación' (entendámonos que de simple no tiene nada, pues ahí van a surgir todo tipo de fantasmas internos que nos van a intentar impedir ese proceso de aceptación).

    Creo necesario ir más allá en el autoconocimiento del ser humano: darle puntos de referencia que le sirvan para que tome sus propias decisiones, eso sí, en el sentido que libremente determine cada uno...

    Salud para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Jurema por tu comentario.
    Un abrazo: Joman.

    ResponderEliminar
  11. Hola Marian: como podrás comprobar, ya te he contestado a tu comentario en tu blog: gracias y un saludo muy afectuoso: Joman.

    ResponderEliminar
  12. Hola Silvano: Esto que acabo de publicar es la "conclusión" de mi libro Conocernos. Claro, que se puede entender mejor despues de leer las explicaciones de todos los sintomas que hay anteriormente, así que entiendo tu comentario.
    Desde mi experiencia, una vez que me llegó la comprensión, pude trabajar con la aceptación. Cuando me aparecen los fantasmas internos los acepto tambien, los observo y como no encuentran ningun apoyo en mi, se desvanecen.
    Un fuerte abrazo: Joman.

    ResponderEliminar
  13. muy interesante el texto..te contaré una anécdota que tiene que ver con lo que dice..un día tenía un dolor insoportable de cabeza,y digo insoportable porque maldecia el dolor por el día tan malo que me estaba dando,alguien me dijo..-el dolor de cabeza lo único que quiere es que le aportes amor,es lo único que necesita de ti,transmitele todo tu amor-comprensión,eso hizo que el dolor despareciera..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola Aniti: Para empezar, te aconsejaron e hicistes lo correcto. La cabeza necesitaba de tu atención porque seguramente te estabas autocriticando, al volver tu mirada hacia ella, al observar el dolor con atención éste desapareció, fue por prestarle atención.
    Eso que hicistes está muy bien. Lo segundo sería preguntar a tu dolor qué te quiere comunicar, qué error estas cometiendo o qué es lo que no aceptas, en fin, indagar en tu interior y comprobaras que te llega la respuesta... y tu nivel de autoconocimiento, de conciencia habrá aumentado.
    Un abrazo tambien para tí: Joman.

    ResponderEliminar
  15. guauuuuu!!voy a seguir con tus consejos,tengo fé en ellos.Estoy hasta las narices de mi dolor cervical.un saludo,gracias por tus palabras

    ResponderEliminar
  16. Hola Lola: Si estas hasta las narices de tu dolor de cervicales quiere decir que lo rechazas, que no lo aceptas y que te niegas a recibir el mensaje que quiere darte tu cuerpo: mira lo que digo en mi libro Conocernos, sobre el dolor de cuello y de las cervicales. CUELLO: Es el canal de unión entre el cuerpo y la cabeza y, en el sentido metafísico, el cuerpo espiritual con el material. Es una zona de gran sensibilidad porque a través de él pasa todo lo que es esencial para el hombre.
    Desde arriba pasa el aire, los alimentos y las órdenes del cerebro.
    Desde abajo fluyen las emociones y los mensajes que el cuerpo envía al cerebro.
    El cuello representa la flexibilidad, la seguridad y el conocimiento. La persona que está dispuesta a aprender y a experimentar y no se deja influenciar por actitudes negativas como “no puedo o no quiero”, no acumulará tensiones y problemas en el cuello, por el contrario se sentirá satisfecho con su actitud ante la vida y se sentirá seguro con sus ideas y sentimientos.
    La persona que se mantiene en una actitud interna inflexible, que se niega a ver y a reconocer otros aspectos de un asunto y no está dispuesta a cambiar, no le quedará más remedio que ponerse un collarín.
    El temor al ridículo, a la humillación, a expresarse, la sobrecarga y el agobio, la actitud de intentar cambiar a otras personas, cualquiera de estos comportamientos erróneos nos ocasionarán dolores y problemas en el cuello.
    Los bultos, por ejemplo, se manifiestan cuando deseamos controlar una situación o a alguien, pero nos sentimos incapaces.
    Recomendaciones metafísicas:
    La flexibilidad, la movilidad y la naturalidad para tener en cuenta otras perspectivas, otros puntos de vista, otras maneras de ver y de hacer las cosas; la seguridad y el conocimiento es lo que proporciona al cuello la fuerza y el equilibrio necesario.
    Lo que dices en tu blog que estas haciendo con tus hijos, aceptar sus sentimientos, sus puntos de vista, etc.
    Te ha servido todo?
    Te mando un saludo muy afectuoso: Joman.

    ResponderEliminar
  17. Que bien te explicas muchas gracias,me hare un autoanalisis a ver que es lo que falla porque a veces hacemos las cosas tan automaticamente que no nos paramos a pensar...creo que es la inseguridad y el temor al ridiculo lo arrastro desde niña,falta de autoestima?y mira que lo intento...Pero voy a conseguirlo.¿Está a la venta tu libro?Porque yo lo quiero!!Gracias y mil gracias por tu ayuda.Un beso

    ResponderEliminar