CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

21 abril 2009

CRUZANDO EL RIO

Un anciano Maestro Zen y dos discípulos caminan en silencio a lo largo de un sendero. De pronto, al llegar a un riachuelo, descubren a una hermosa muchacha que, sentada en una orilla, contempla provocativa y sonriente a los tres caminantes que se acercan.
No hay que estar ciego para reconocer la perturbación que la joven ejerce en los dos discípulos que, en seguida, se percatan del radiante atractivo de su cuerpo y del brillo chispeante de su mirada.
"¿Quién de los dos jóvenes me tomaría para ayudarme a cruzar el río?" pregunta ella con frescura y seducción provocadora.
Los dos discípulos se miran entre sí, y a continuación dirigen un gesto interrogante al maestro que todo observa.
Éste, mira con profundidad a cada uno de ellos, sin desvelar palabra.
Tras un largo y tenso minuto de contradicción y duda, uno de los discípulos avanza y tomando en los brazos a la muchacha, cruza el río entre caricias y sonrisas delicadas.
Al llegar a la otra orilla, se regalan un cálido beso y se despiden con ardiente mirada. Al momento, el joven da media vuelta y se reintegra sonriente al grupo que de nuevo, camina adelante por la senda.
El rostro del discípulo que ha permanecido junto al Maestro se muestra turbado, no cesando de proyectar interrogadoras miradas al impasible y silencioso anciano que tan sólo observa.
Pasan las horas mientras el grupo avanza silencioso por entre montañas y valles, pero la mente y el corazón del discípulo que no ha cruzado el río, siguen enganchados y obsesionados por el deseo hacia la bella muchacha que lo obsesiona. Al parecer, no se siente capaz de romper su voto de silencio, como tampoco de liberarse del deseo y del recuerdo que lo encadena.
Al anochecer, sus movimientos no parecen habituales, ya que se quema con el fuego que enciende, derrama el té de su cuenco y, además, tropieza con la raíz de un árbol haciendo gala de su desatención y torpeza.
Tras cada error, su mirada siempre encuentra el rostro impasible y ecuánime del anciano que le observa sin juicios ni palabras.
De pronto, la tensión llega a ser tan atormentadora que rompiendo un silencio de semanas, interpela al maestro diciendo con rabia:
"¿Por qué no has reprendido a mi hermano que rompiendo las reglas de la sagrada sobriedad, ha encendido el fuego de su erotismo con la muchacha del río? ¿Por qué? ¿Por qué no le has dicho nada? ¡No me digas que la respuesta está en mi interior porque ya ni oigo ni veo nada con claridad! ¡Necesito entender! Dame una respuesta", suplica.
El anciano dedicándole una mirada integral de rigor y benevolencia, responde con serenidad y contundencia:
"Tu hermano tomó a la mujer en una orilla y la dejó en la otra".
Mientras que tu tomaste a la mujer en una orilla y:
NO LA HAS DEJADO TODAVÍA".
FRASES CÉLEBRES:
La mera prohibición del deseo hace crecer el deseo. Kalil Gibrán
El que vive al capricho de sus deseos, se vuelve cada día más débil. Proverbio oriental
El sabio no se resiste a dejar atrás lo bueno por lo mejor. Proverbio
El deseo es el recuerdo del placer, proyectado al futuro.El miedo es el recuerdo del dolor, proyectado al futuro. Ambos son fruto de la memoria y no dejan descansar la mente.Nisargadatta
Para desterrar el mal no hay que combatirlo, sino trabajar enérgicamente en dirección al bien. Sabiduría oriental

8 comentarios:

  1. Precioso dando paso a la reflexión, tan importante y tan poco realizada.

    TE dejo un relajante abrazo y un besote.

    Beatriz

    ResponderEliminar
  2. simplemente maravilloso!!
    me encantó esta historia y sobre todo el final.....
    cuánto para reflexionar, cómo siempre con tus entradas..
    gracias, amigo

    abrazos..........

    ResponderEliminar
  3. Gracias por enseñar ,no debemos de enfrentarnos a nuestros conflintos , debemos de vivirlos e intentar aceptarlos con amor , pienso que asi conseguiremos cambiarlos y si no aceptarlos con todo nuestro ser.
    Has conocido a Carme , mi maestra de yoga. Me alegro mucho que os conocierais,es una gran persona y tiene para mi mucha luz. La engrandece ese don que tiene para mostrar la luz sin obligar a tomar la senda.
    Mientras otros dicen que el mundo es terrible , yo dpy gracias por estar aqui y poder conocer a personas maravillosas, seres de luz.
    Espero que nos veamos cuando vengas por aqui.
    un abrazo.
    Eche un ojo a tu libro y es muy interesante, voy a burcarlo.

    ResponderEliminar
  4. "Para desterrar el mal no hay que combatirlo, sino trabajar enérgicamente en dirección al bien".

    Sabiduría oriental

    Pues, ahora, tomo esta cita para ponerla en un libro que estoy escribiendo. Como siga así... te dejo sin materia :-)

    Me recuerda la cita a aquello que decía Antonio Blay, y que comparto, que el mal es sólo un insuficiente desarrollo del bien.

    Me encanta comprobar que, como dice José Mª, aquí hay mucho grano y poca paja.

    Ya procuraré no emitir más elogios; Leeré calladita. Tómatelos como un regalo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Bonita lección!!si señor!!
    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno, jejeje. Y agrego, la mejor forma de evitar la tentación, es caer en ella.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. estos cuentos son muy aleccionadores y la sabiduria oriental,es muy rica...
    este cuento ya llego hasta mi, en alguna ocasión, pero ha dido un placer recordarlo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un cuento ya leído y que compartiré en mi próximo programa que saldrá al aire a la brevedad, sobre trasmitir para darse cuenta, que no es poco.
    un gusto. Buscaré tu libro para compartirlo.

    ResponderEliminar