CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

16 febrero 2010

AFTAS BUCALES (Conflictos emocionales que pueden causarlas)

















Úlcera o llaga abierta y dolorosa en la boca o labios. Suelen presentar una coloración blanquecina y están rodeadas por un área rojiza y brillante.
La función es sensibilizar la zona para poder atrapar o soltar mejor el bocado. Si además hay enfado, puede provocar una ulceración.
En los adultos: Conflicto por no poder expresarnos: “No poder decir la verdad, me preocupa qué dirán”. “No poder revelar un secreto, me preocupa qué dirán”. 
Conflicto de separación de la palabra: “Es vital para mí saber lo que hay en la boca  del otro. No quiero que el otro se separe de lo que tengo que decirle”.
Conflicto por la palabra que no decimos (o sí decimos) y se vuelve contra nosotros. “Escuchar un insulto y no poder responder”. “Las palabras me han herido, pero yo no he contestado”.
Problema de alguien introvertido que no quiere hablar de sus problemas e intenta minimizarlos: “No querer hablar de problemas, me preocupa qué dirán”.
Conflicto por no poder atrapar algo: “No puedo atrapar algo, me preocupa qué dirán”.
Comida: No poder comer algo, cuando en realidad queremos hacerlo (típico de las personas que hacen régimen).
Bocado que se ha perdido: “Quiero volver a recuperar el amor de mi pareja”.
En la mejilla izquierda: Conflicto relacionado con la familia.
En la mejilla derecha: Conflicto relacionado con la profesión.
En ambas mejillas: Verdad que no puedo decir.
En la lengua: Verdad que no quiero decir.
En los labios: Verdad que me atemoriza decir.
En las encías: Verdad acerca de mí, que me irritó.
En la garganta: Verdad acerca de mí, que no tragué. 
En los niños: expresan un conflicto de separación, comida, beso… están relacionadas con “no poder atrapar el pecho (amor) de mamá” por sentirse separados de ésta (trabajo, guarderías, etc.).
“No poder expulsar el bocado (es obligado a consumir un alimento, real o simbólico)”.
En las personas propensas a tener aftas siempre hay que tener muy presente su Proyecto Sentido, es decir: las vivencias y circunstancias que afectaron a su madre desde la concepción hasta que la persona afectada cumplió tres años de edad; pero, sobre todo, cómo fue esa primera autonomía al cumplir el primer año de edad, así como la segunda autonomía en torno al tercer año de vida. Las circunstancias en que haya tenido lugar ese progresivo alejamiento del pecho materno determinarán la manera en que el niño asimile y asuma con mayor o menor carga emocional su desapego progresivo.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual....

Aquí pueden adquirir la versión digital (Kindle) de éste libro:





Joman Romero
Autor del libro Conocernos ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?