CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

11 febrero 2010

EL CANCER NO ES LA ENFERMEDAD NI LA MUERTE



El cancer no es la enfermedad que diagnostica la ciencia médica, ni la muerte que pronostica la oncología.
Son peores los remedios que la enfermedad,porque interfieren el proceso biológico natural
que la ciencia médica llama cáncer y además envenenan el cuerpo del paciente.
El Cáncer no es una enfermedad maligna, es sólo la manifestación física, sagrada, de nuestro sanador interior holístico, cuando está en pleno ejercicio de curación de lesiones surgidas, repentinamente, durante los vaivenes de la vida.

Este venerable maestro de la medicina, el sabio doctor Ryke Geerd Hamer, descubrió por experiencia propia y por la observación
de miles de casos que el cáncer no es un estado maligno de enfermedad sino un proceso biológico natural de regeneración orgánica que nos recupera de lesiones sufridas cuando nuestros pensamientos y acciones se apartan del talante psicobiológico estándar acuñado por la especie humana a lo largo de su proceso evolutivo, con lo cual se altera nuestro patrón biológico integral de funcionamiento holístico. El cáncer es nuestro remedio natural para sanar de esas lesiones.

En nuestro cuerpo ocurren accidentes psicobiológicos de fuertes y devastadores impactos psicofísicos, causados por el efecto de incontrolados desequilibrios transcorporales, desestabilizadores de la integridad psicobiológica alma-personalidad-cuerpo.Son choques de alto impacto que recibimos, simultáneamente, en el cerebro y en los órganos, cuando la adversidad nos expone a situaciones que no somos capaces de afrontar adecuadamente. Se trata de situaciones conflictivas, instintivas y atávicas, de elemental necesidad para la supervivencia biológica primaria de nuestra especie.
Las lesiones se producen y se desarrollan desde el mismo instante cuando recibimos el primer impacto del choque bio psicológico hasta el último momento de la crisis cuando solucionamos el conflicto en nuestra mente.
El problema se revierte, para devolvernos la normalidad, o sea: la salud, sólo cuando solucionamos el conflicto psíquico que nos ocasionó el choque.
Es entonces cuando el cáncer o cualquier otra enfermedad se manifiestan evidentemente en el cuerpo, no como un síntoma patológico sino como un proceso sagrado de curación de las lesiones adquiridas durante el tiempo del conflicto biológico.
Precisamente en este momento la medicina académica oficial suele detectar el "cáncer", creando un nuevo conflicto, quizás mayor que el anterior, cuando nos enfrenta al anuncio de nuestra muerte inevitable, lo cual genera nuevos accidentes bio psicológicos y nuevas lesiones que se definirán con autoridad cientifica, errónea, como una supuesta "metástasis", fundamentándose en una hipotético desplazamiento de las "células cancerosas" que ningún científico ha podido demostrar.
Tal situación no sólo destruye la salud del sujeto que ya estaba en proceso de sanación de su conflicto biológico, también produce un fuerte choque bio psicológico en alguno de sus familiares, con lo cual la oncología convencional, además de provocar la recaída del paciente, transforma su cáncer en una enfermedad psico contagiosa que se podrá propagar en la familia, desde luego, psíquicamente, bajo el influjo de la muerte anunciada por la biopsia de un familiar.
Diagnosticado el cáncer como una enfermedad y no como un proceso de sanación, entran en acción los verdaderos agentes malignos y morbosos: las costosas y agresivas terapias oncológicas basadas en medicaciones que interfieren el proceso curativo, intoxican y contaminan mortalmente al "enfermo", transformando el estado del cáncer, de un sagrado proceso biológico natural de sanación, por el cual recuperan la salud casi el cien por ciento de las personas que evitan dichas terapias, a un morboso proceso de muerte segura que se cumple casi en el cien por ciento de los casos.
Después de revisar varios miles de casos, el Dr. Ryke Geerd Hamer, contra viento y marea, desafiando los más arraigados, poderosos y tormentosos intereses económicos, académicos, religiosos y políticos, propuso al mundo la Nueva Medicina Germánica, basada en cinco leyes biológicas que se cumplen en el cien por ciento de los casos y que durante más de veinte años le han salvado la vida a casi el cien por ciento de las personas que decidieron enfrentar su cáncer como un proceso biológico natural de sanación

Esto que hemos planteado es lo que se desprende del conocimiento de la Nueva Medicina del Dr. Hamer y de la historia de persecuciones a las cinco leyes biológicas que sustentan sus descubrimientos.
La medicina "legal" oficial se niega a reconocer públicamente la verdad científica innegable de la Nueva Medicina del Dr. Hamer, protegiendo intereses subalternos, desde luego, a costa de la vida de millones de personas.
Quienes lo persiguen han logrado contener temporalmente la revolución científica, social, económica, política y religiosa de su nueva medicina, pero todo hace pensar que al final su criterio médico se impondrá, porque tiene correspondencia plena con la naturaleza humana.
La última palabra la tenemos nosotros los ciudadanos del mundo: ¿Permitiremos que la gente siga muriendo de cáncer, sida, infartos y muchos otros programas biológicos que son convertidos en "enfermedades" por hábitos "científicos" que, aparentemente, están cuidando más el bienestar económico del mercado de la salud pública y privada que la salud y el bienestar de la vida humana?
Si la adversidad nos depara una de éstas costosas y penosas enfermedades, en nuestra familia, ¿Vamos a seguir permitiendo que nos dejen morir en nombre de la ley?
LA NUEVA MEDICINA GERMÁNICA DEL DR. RYKE GEERD HAMER
Opinión de José Alberto Castro