CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

13 julio 2010

HERNIA DISCAL (Conflictos emocionales que pueden causarla)





Hernia por el desplazamiento de un disco intervertebral.
Un disco intervertebral es una estructura plana y redonda que se sitúa entre cada par de vértebras de la columna vertebral y que rodea una sustancia gelatinosa. Los discos intervertebrales son estructuras que poseen cierta flexibilidad y permiten los movimientos de la columna. En una hernia discal, la “presión” de las vértebras se transmite sobre esta gelatina y se vierte una parte de la misma, lo que disminuye el efecto de amortiguación y origina dolor bastante intenso en los nervios inmediatos  obligando, en muchos casos, a los afectados a permanecer en reposo e inmóvil.
A nivel psicológico la persona también puede sentir “presión” ejercida por ella misma, en un intento por hacer o ser algo más de lo que es; o bien, puede provenir de algo o alguien ajeno a nosotros, que intenta inculcarnos el sentimiento de que debemos tratar de vivir de acuerdo con algo. En éste caso la hernia discal podría expresar nuestro deseo de “romper” con esa regla o de rebelarnos contra esa estructura.

Este síntoma se manifiesta en aquellos individuos que le dan muchas vueltas a un asunto, porque tienen dificultades para tomar decisiones. Anhelan salir de una situación, pero no encuentran la salida. Están "atascados", "detenidos", "paralizados" porque se sienten incapaces de decidirse y avanzar. Esperan ayuda,  pero tienen la sensación de no recibir ningún apoyo de la vida, ni de los demás.

¿Qué es mi vida? ¿Qué voy a hacer con ella?

Conflicto de dirección: ¿Qué es lo que quiero hacer…?

Conflicto de desvalorización central, fundamental (de nuestros pilares, columnas), en relación al órgano u órganos que esas vértebras inervan. El conflicto es de larga duración y se ha sufrido varias veces.

¿No soy potente desde el punto de vista sexual? 
¿Soy una mala pareja sexual?

¿Me siento a la altura en el trabajo?

¿Me apoyo en mi mismo? ¿Me quiero?

¿Qué me hace sentirme prisionero? ¿En qué situación me siento “atrapado”?

¿He de hacer de amortiguador entre dos seres queridos que discuten?



Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual...

Aquí pueden adquirir la versión digital (Kindle) de éste libro:





 
Joman Romero