CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

27 septiembre 2010

INSOMNIO (Conflictos emocionales que pueden causarlo)




Dificultad para conciliar el sueño o despertarse frecuentemente o temprano. Generalmente afecta negativamente al rendimiento del afectado en su vida diaria.

El sentido de padecer éste síntoma es el de permanecer en alerta debido a un peligro no resuelto (muchas veces a nivel mental).

Conflicto del controlador y el perfeccionista. Miedo a perder el control de una situación. La imposibilidad de dormir expresa un profundo temor a la pérdida de control, a abandonarse.

“Cuando pierdo el control llega el peligro”.

“Tengo que controlarlo todo”.

El insomnio diario y persistente expresa una severa falta de confianza; cuando tenemos poca fe en la vida, cuando nos falta confianza e intentamos mantener todo controlado, dirigido, verificado y dominado y no sabemos delegar en los otros, el pensamiento no se detiene nunca y hace que la persona se despierte con frecuencia durante la noche.

Conflicto de necesidad urgente de vigilar y defender al clan. ¿A quién estamos vigilando?

Ejemplo: una persona que se encuentra sola y tiene miedo de que le suceda algo. “Corro riesgo de hacerme daño o de que algo terrible me pase mientras duermo”. Una señora que tiene la responsabilidad de cuidar a un familiar disminuido física y psicológicamente y tiene que estar permanentemente vigilándole.

Conflicto y necesidad de velar un muerto. Cuando el insomnio comienza a muy corta edad o sin razón comprobable, hay que revisar el árbol genealógico, porque puede existir una orden de "velar al muerto", real o simbólico. Velar a un muerto puede ser efectivamente porque hubo un muerto en la familia al que no se ha podido velar ni hacer el duelo.

El “muerto” también puede ser el altercado de hoy en el trabajo, la discusión con mi pareja, los problemas de nuestro hijo, etc.

Conflicto de miedo, culpa, angustia, pensamientos negativos, rendición... Depresión nerviosa encubierta o patente. El insomnio puede estar fuertemente relacionado con la culpabilidad consciente o inconsciente. Por un motivo u otro, podemos tener la sensación que “no merecemos descansar”. Quizás porque nos sentimos culpable de no tener éxito en la vida, de no hacer todo lo necesario para cuidar a nuestros hijos, a nuestros padres, etc.

Conflicto y dificultad para tomar decisiones. No acepto las cosas como son y necesito cambiarlas, actuar ahora, sin demora. En este caso el proceso mental se activa y nos impide el descanso. Si no encontramos el origen del conflicto difícilmente podremos ordenarle a nuestra mente que pare, por lo tanto debemos hallar nuestros pensamientos negativos y solucionarlos (durante el día) y con esa satisfacción irnos a la cama.

Conflicto de miedo a la muerte. Durante el sueño nos hallamos sumidos en un estado de vulnerabilidad y abandono; sentimos como si nuestro ego y nuestra supervivencia estuvieran amenazados. La persona que tiene miedo a la muerte también tendrá miedo a la noche, ya que el sueño es el hermano menor de la muerte, nos obliga a abandonarnos a lo desconocido.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...

Aquí pueden adquirir la versión digital (Kindle) de éste libro:



Joman Romero
Autor del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?