CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

07 febrero 2011

LA MEDICINA DEL ALMA


Eric Rolf es un maestro occidental nacido en Nueva York el 27 de noviembre de 1936. En la primera parte de su vida exploró en profundidad el proceso creativo y la comunicación. Hace 25 años empezó a recibir información interiormente que configuró lo que hoy se denomina «La Medicina del Alma».
A un nivel sutil, la información que recibió se relacionaba directamente con sus dos especialidades originales, la creatividad y la comunicación.
Eric Rolf considera que los códigos secretos del cuerpo son sistemas de sanación que constituyen el arte de vivir. Su intención es seguir difundiendo sus conocimientos utilizando la herramienta más global, internet.
Otra de sus grandes aportaciones son los remedios alquímicos denominados «Remedios de Oro Silencioso», hechos a base de agua destilada al vapor, a la que se les reestructura las moléculas de forma hexagonal, ya que las hace más receptivas. Rolf asegura que una destiladora es «como tener una cámara para hacer lluvia en casa. Es la mejor inversión que una familia puede hacer».
Pregunta: Según «La Medicina del Alma» es nuestro interior el que se expresa, a través de nuestro cuerpo, para darnos mensajes… Teniendo en cuenta esta teoría ¿qué lugar ocuparían los factores genéticos desencadenantes de enfermedades?
Respuesta: Dentro de la Medicina del Alma, no existen causas físicas aunque pueda aparentarlo. Mas bien, ni existen de forma absoluta ni enfermedades ni enfermos. Lo que sí existe es un proceso de creación y comunicación al cual o escuchamos o no. Si escuchamos y nuestras acciones se alinean con nuestra sabiduría interior sobre el momento, pues bien. Si no, nos habla más alto hasta que nos grita a través del cuerpo. Todo el cuerpo expresa esa información, hasta desde lo genes, claro, pero no son la causa. Sólo hay dos condiciones humanas a las cuales uno pudiera llamarles enfermedades: la sordera espiritual y la tacañería espiritual. Toda condición se relaciona de alguna manera con una, la otra o, más a menudo, con las dos en distintos grados.
P: ¿Cómo se le ocurrió acuñar el término «Medicina del Alma» y cómo la define?
R: Es un producto «Made in Spain». Antes de venir a España en 1981, en Estados Unidos, lo llamaba «El Código Secreto del Cuerpo». La cosa es que siempre ha sido algo muy amplio, un nuevo paradigma e incluía el código secreto del cuerpo más otras cosas como el secreto de la intuición. Era todo un contexto más que solo un contenido. Y un día alguien aquí me preguntó cómo yo denominaba toda esa información sobre el arte de vivir y me salió «La Medicina del Alma». Así se ha quedado.
Realmente, más que una medicina es una anti-medicina. El prefijo «anti» lo uso no en término de estar contra la medicina, sino más bien como se usa en el término anti-materia, por ejemplo. La medicina del alma es el lado invisible, oculto, causal de la medicina. El libro en ingles se llama «Soul Medicine» (The anti-medicine of creative cause and inner perceptive movement). Esto se traduce como «La medicina del alma, la anti medicina de causas creativas y el movimiento perceptivo interior».
P: ¿Cómo podemos ser conscientes de lo que nuestro cuerpo nos dice?
R: La clave operativa son lo que yo denomino los alimentos del alma. El alma no se enferma, pero sí requiere alimento. En el libro se habla de unos 18 alimentos del alma. El primero es la respiración consciente. Es importante alimentarse conscientemente de esa manera cada día igual que desayunamos. También incluye meditación, planificación por escrito, humor, tomar consciencia de las metáforas y otras cosas. Esas actividades conectan digamos el personaje con el alma que es su fuente tanto de fuerza como de conocimiento. Ahora estas actividades no son tan comunes y regulares, pues la comunicación puede llegar al cuerpo. Para eso esta el código secreto del cuerpo que es como la piedra roseta para traducir esa información sobre qué te indica el alma sobre algún sector de tu vida.
P: ¿En qué consiste el «Código Secreto del Cuerpo»?
R: Lo que importa en la medicina del alma no es la enfermedad o esa colección de síntomas que nos incomodan. Eso sólo es el tono de voz. Lo que importa es la localidad, dónde y en que órganos se enfoca la comunicación. Cada órgano, aparte de sus procesos físicos o mecánicos que conocemos, también es como un archivo que representa una parte concreta de nuestra vida. El Código Secreto del Cuerpo es un esquema, órgano por órgano, de qué parte de la vida intenta captar tu atención para que tomes una acción nueva. Esto incluye los órganos externos e internos y también se hace referencia a varias enfermedades comunes, ya que ellas también aportan mas información. Un problema de riñones, por ejemplo, tiene su origen en nuestras relaciones cercanas, pueden ser entre hermanos o personas muy cercanas.
P: ¿Usted cree que las personas que conformamos la sociedad actual, en general, escuchamos los mensajes de nuestro cuerpo y de nuestra alma?
R: Siempre se oyen, y hasta se entienden, pero el ego domina, parece que nos da igual. No, conscientemente no se escucha los mensajes del cuerpo. Pero afortunadamente la vida está muy bien organizada y solemos siempre estar donde hay que estar, sólo que lo vivimos de espalda y eso puede doler mucho. Cuando entras en una habitación de espaldas puede tropezar con la esquina de una mesa y eso duele, pero la mesa no estaba ahí para hacerte daño, estaba para servirte de varias maneras.
P: ¿Qué consecuencias puede tener hacer caso omiso a los dolores, que muchas veces se perciben como algo habitual?
R: Pues la vida seguirá subiendo el tono de voz. Cuando digo vida, me refiero a tu vida, a la parte más profunda de tu propia vida. Entonces parece que tiene sentido lo que llamo la trinidad maldita: el dolor y sufrimiento, la culpabilidad y la escasez. El que no escucha está convencido que es una víctima y parece que ha perdido la alegría de vivir. El código secreto del cuerpo y los otros pilares de la medicina del alma son realmente patrimonio de la humanidad. Es para usarlos y cuidarlos. Por algo son y siempre han sido lo más avanzado tanto en la sanación como en el arte de vivir.
P: El modelo de la intuición que usted ha desarrollado se llama «Idioma Creativo Interior», ¿puede hablar de él?
R: Es el único modelo esquematizado que te explica cómo funciona la intuición y cómo la vida nos habla de forma individual. Es el único, por ejemplo, que habla de que tenemos por lo menos 15 sentidos y no sólo cinco y te explica cuáles son y cómo utilizarlos. Es a través del uso de la intuición que podemos descubrir la causa original de una condición, que pudiera haber ocurrido muchos años antes de que se manifiesten síntomas. También nos da otra perspectiva a esos momentos que conocemos y disfrutamos tanto llamado sincronicidad. El hecho es que no es tanto una voz (eso es el sentido), sino todo un idioma, es un descubrimiento que nos libera y nos aporta un apoyo enorme a toda nuestra vida. La vida nos habla constantemente pero es importante entender el idioma.
P: Usted ha colaborado con empresas como la NASA o Exxon, ¿Qué trabajo hacía en estas compañías exactamente?
R: Con la NASA trabajé en el Proyecto Apolo después del 13, el del «Houston, tenemos un problema.» Lo que hacía es, durante la construcción, buscar problemas en el cohete, tal y como se mira dentro del cuerpo. Esto se hacía por teléfono. Yo vi el cohete cuando me invitaron al lanzamiento. Todo funcionó perfectamente. En el libro explico como fue que me invitaron a colaborar.
Con la EXXON trabajé casi ocho años, cinco en la isla de Aruba -que tenía la refinería más grande del mundo- como jefe de la sección de comunicaciones. Después me trasladaron a Caracas por casi tres años como director de planificación y desarrollo, dentro del departamento de relaciones publicas. Esto ocurrió durante los años 1963-1970.
P: ¿Cómo y cuándo encontró usted su camino estudiando y divulgando La Medicina del Alma.
R: Realmente desde pequeño. Nunca tuve el problema de no saber lo que iba hacer de grande como se suele decir. Yo sabía que se trataría de la creatividad y de la comunicación y así ha sido. Es a lo que me he dedicado toda mi vida desde los cinco años. La medicina del alma es uno de los frutos de esta exploración y hay otras.
Los conocimientos sobre el cuerpo me vienen a partir del año setenta, cuando dejo la petrolera después de unas experiencias de despertar bastante impactantes. Compartirlo empezó en los años 1971-1972. También hablaba de otros temas como la intuición, la creatividad, la numerología, el desarrollo personal, la respiración consciente, cómo organizarse, el arte de vivir. En 1981 vivía en Hawai y me decidí a pasarme seis meses viajando por Estados Unidos y después venir a Europa, y ese es lo que hice.
Llegue aquí en septiembre del 1981 y en octubre a Barcelona donde viví casi 15 años. Ahora vivo cerca de Málaga, pero en octubre me traslado a Sedona, Arizona, aunque durante los veranos espero estar por aquí y también seguir haciendo desde allí las consultas, lo de hacer de mentor y los cursos, todo por internet, que es lo que ya hago. Pronto podrás asistir a un curso de la medicina del alma o de numerología del alma sin salir de tu casa. A los que les interesa esto me pueden escribir un correo y los inscribo a mi revista electrónica gratis llamada Factor 99% y habla de mis actividades y de cómo participar, aparte de ofrecer bastante información como cualquier revista. El correo es awake895@gmail.com.
P: Usted impartió un curso en Ecotienda Formación titulado «Numerología: Contando con tu alma» ¿Para qué sirve la numerología?
R: Pitágoras fue uno de los sabios más inspirados de todo los tiempos. Su comentario que Dios Geometriza es tan sencillo y tan profundo que uno pudiera pasarse años sólo hablando de lo que eso implica. Entre otras cosas él decía que todo tiene número, hasta las cosas subjetivas como la justicia y la libertad y, por supuesto, las personas y su propósito de vida.
El Curso se llamó la numerología del alma, pero su titulo verdadero pudiera ser «Las única 9 personas que conocerás en tu vida y como conocerlas mejor para mutuo beneficio». Es impresionante lo que uno puede saber de alguien en 30 segundos sólo sabiendo su fecha completa de nacimiento. Todo en la vida visible es parte de alguna relación. La única cosa que se hace sólo del todo es tomar responsabilidad por nuestra vida. Todo lo demás incluye algún otro. Hasta respirar requiere aire. La numerología del alma es un lenguaje universal que todos sabemos intuitivamente y nos permite descubrir que la vida y nuestra vida tiene sentido y siempre lo ha tenido. Nos permite conocernos y conocer, disfrutar del otro y alinearnos con nuestro propósito del alma. Es un instrumento poderoso y muy sencillo. Sólo hay que saber contar del uno al nueve, sumar y restar.
P: ¿Qué son los remedios alquímicos denominados «Remedios de Oro Silencioso» que usted ha lanzado?
R: Son unos remedios de una vibración muy elevada que a veces los comparo a vitaminas cósmicas o luz en líquido. Están hechos a base de agua destilada al vapor, a la que se le reestructura las moléculas de forma hexagonal. Esto la hace más receptivas y entonces se les agrega información de altos niveles de consciencia. Hay un escrito completo sobre los remedios en mi pagina Web: www.ericrolf.com. Yo he estudiado agua durante más de 40 años y sé cuál es el mejor agua para beber, es agua destilada al vapor más los remedios. Para eso se necesita tener una destiladora en casa. Hace años que yo se la facilito a las personas, ya que hay poco conocimiento aquí sobre el agua. El agua del grifo, de botella o de manantiales es poco diferente. Lo que se usaba desde siempre era agua de la lluvia, sólo que ahora esa tampoco es pura. Una destiladora es como tener una cámara para hacer lluvia en casa. Es la mejor inversión que una familia puede hacer.
P: ¿Hacemos caso a la intuición?
R: Claro, algunas veces. Quizás la cuestión es cómo ser más consciente de nuestra información interior y la mejor manera de actuar sobre ella. Para ser más consciente de ella, hay que ser más consciente de nuestros procesos interiores. Eso es cosa de práctica. Aquí hablo de los alimentos del alma, especialmente la respiración consciente, la meditación y la planificación por escrito. Son estas actividades y otras similares las que reducen el ruido y nos permiten escuchar. También hay que hacer un compromiso de actuar sobre ello, sobre esa información que no siempre parece sensata dentro de la información que ya tenemos en el momento. Estamos hablando de riesgo, hay que arriesgarse. La cosa es que uno puede, en la mayoría de los casos, tomar un pequeño paso en esa dirección. Normalmente, arriesgarse a la información no tiene grandes consecuencias negativas aparte de invertir un poco de esfuerzo y tiempo. La clave, como con cualquier idioma, es la práctica y arriesgarse a entender lo que se dice. Aquí hablamos del idioma creativo interior o lo que se llama la intuición. Siempre se puede entrar en silencio y preguntar más sobre una posible acción, pero nadie te quitará la práctica y el riesgo.
P: ¿Puede añadir una frase explicativa a cada uno de estos conceptos, indicando para qué sirve o en qué consiste?
- Respiración Consciente: Cuando se respira conscientemente uno está aceptando y responsabilizándose por su propia vida. Es nuestra conexión con la fuente. Es la acción más importante de nuestra vida y es para hacerla un mínimo de 366 veces cada día.
- Meditación: La observación consciente, lo que hacemos cuando observamos nuestro interior, es un catalizador alquímico y transformador. Cuando respiramos conscientemente y seguimos con un periodo de meditación estamos transformando y elevando nuestra vibración personal. Lo que vivimos depende del nivel de nuestra vibración proyectado a través de nuestras creencias y deseos.
- Alimentos del Alma: El alma no se enferma, pero sí hay que alimentarla. Si no la alimentamos parece que nuestra vida se muere de hambre. Los alimentos del alma se indican en el libro «La Medicina del Alma».
- El mundo externo como realidad metafórica: El mundo externo, el mundo físico, visible se entiende y tiene más sentido personal como metáfora que como algo real o como se suele decir «algo de verdad». Percibimos a las personas, actividades, eventos y objetos en cada momento a través de nuestras creencias. Lo externo es un proyección tanto personal como colectiva.
- Las relaciones humanas: En cada momento cada persona es como un espejo reflejando algún aspecto nuestro tanto positivo como negativo. Sólo se conoce al otro conociéndose uno mejor. En este universo dual todo se trata de relaciones, hasta para respirar se necesita aire. La única cosa que hacemos completamente solos es tomar responsabilidad consciente de nuestra vida, si es que lo hacemos.
- La pareja: No existe la media naranja. Cada uno es una naranja entera. Claro, hay más jugo, más zumo con dos que con una. La pareja del momento es un espejo con quien tenemos también un compromiso.
El amor es lo que somos, no algo que se hace. Lo que se hace en las relaciones es tomar consciencia y dar o expresar ese amor que somos. Para que relaciones de pareja funcionen se necesitan pactos en áreas: sexo, dinero, casa, familia, trabajo y desarrollo espiritual. Si se llega a acuerdos o pactos honestos en estas seis áreas, casi cualquier relación de pareja puede funcionar durante el tiempo que dure la convivencia. Las relaciones, todas, son internamente para siempre ,pero externamente cambiante.
P: ¿Puede definir lo que significa «El camino del Sabor»?
R: El saber tiene sabor. Todo tiene sabor. Cuando conoces algo o alguien le conoces el sabor. El sabor es el sentido puente entre lo invisible y lo visible. El camino o la evolución espiritual es un proceso de movimiento entre lo interno y lo externo.
P: Me gusta mucho su idea de que no somos víctimas porque es una actitud muy habitual de quienes padecen dolencias actuar como si lo fueran, ¿qué actitud sería la más adecuada o cómo conviene entender la enfermedad?
R: La enfermedad no existe, sólo existe la creatividad y la comunicación de la vida (nuestra parte más amplia y profunda) y nosotros como individuos. Cuando uno la escucha y toma la acción apropiada en su vida, ese grito llamado dolencia se detiene. No somos víctimas en ningún momento, aparte de nuestra propia inconsciencia. La vida es una aventura espiritual y cada uno esta aquí con un propósito. Cuanto más alineado estés con ese propósito, más armonía y bienestar tendrás. En lo que más vas de espaldas, más chocas, te das golpes y vives en el pasado. El que vive en el pasado suele ir de víctima.
P: Por último, ¿nuestra voz interior lo sabe todo?
R: Claro, pero hay que preguntarle, escucharla y tomar la acción apropiada o indicada. La vida es una aventura espiritual, una aventura del alma y es un misterio en cada instante, igual que nosotros. Estamos para disfrutar y celebrar; para sentir y
dar.

Si desean conocer más acerca del origen emocional de las enfermedades pueden hacerlo a través de mi libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada