CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

26 julio 2012

Pensamientos que nos pueden hacer perder la Salud



Somos “seres biológicos”. Las emociones se registran en nuestro cuerpo. Pero ¿cómo puede ser esto? y ¿para qué me puede servir? te preguntarás. Si dedicas un rato a ser consciente de los mensajes que tu cuerpo te comunica, podrás conocer las emociones que vives y como se ligan a tu estado de ánimo.
En los seres humanos existe una sincronicidad entre el pensamiento, el lenguaje, las emociones y el cuerpo. Si pruebas a convertirte en “observador” de tus emociones puedes sacar a la luz consciente, todas aquellas creencias que habitan en tu subconsciente. Ya que todo lo que sientes (cansancio, ilusión, apatía, felicidad…) que se expresan como sentimientos o emociones, los has preparado antes de forma inconsciente.  Y estas emociones provocan cambios fisiológicos.
Piensa por ejemplo en el hipocondríaco, que concentra en enfermedades concretas y llega a desarrollar aquellos síntomas característicos de esta dolencia.
La salud, como la “no salud”, son el reflejo de tus creencias. Cada disfunción que tu cuerpo experimenta sólo puede comenzar a sanar, cuando empiezas a sanar tu relación esencial contigo mismo.

Como recordaba Félix Moix en su artículo del País Semanal, “Pensamientos que Curan”:
 “Si nuestras creencias determinan en cierto grado nuestra salud, deberíamos tener cuidado con lo que creemos

Recogiendo la opinión de Lucy Rodríguez naturópata experta en emociones, refería el ejemplo de estudios de la Universidad de Harvard y otros centros universitarios, en los que “se ha comparado el efecto de un pensamiento tóxico a una onza de veneno de serpiente. Eso va afectando el sistema inmunológico y, por lo tanto, si no nos deshacemos de esos pensamientos tóxicos, nos enfermamos igual que si estuviéramos viviendo una vida desenfrenada", asegura Lucy Rodríguez
Lucy quien lleva años estudiando precisamente esta correlación, explica que así como los buenos pensamientos potencian la salud, las emociones negativas tienden a disminuirlas. De ahí que, como bien expresaran los yoguis hace miles de años, existen -por un lado- emociones que son balsámicas e incluso favorecen la longevidad, y -por el otro- sentimientos tóxicos que perjudican gravemente nuestro bienestar físico y mental.
Efectos en la Salud de las emociones negativas
Entre las dolencias más frecuentes asociadas con los pensamientos perjudiciales figuran la alta presión, los problemas renales, las inflamaciones del hígado, las enfermedades cardiacas, los derrames cerebrales y los trastornos gástricos.

Asimismo, las emociones negativas como la ira, el descontento y la ansiedad pueden deteriorar el sistema muscular y nervioso, los pulmones, la epidermis e, incluso, la vitalidad general de la persona.
  
Y ¿Cómo manejar la negatividad?

Debido a que los malos pensamientos tienen una influencia desfavorable en nosotros, lo mejor será no darles tanta importancia. No se trata de "tragarnos" los sentimientos de -por ejemplo- rabia o desánimo, pero sí de expresarlos de una manera constructiva y sin agresión. 


Disfruta cada momento que vivas, agradece que estás vivo, no importa las circunstancias a nuestro alrededor. "Si ves que tu pareja no llena tus expectativas, o lo aceptas tal y como es, o te vas. Si tus familiares o amigos te fallan, acéptalos, porque tú fallas también"., nos aconseja Lucy.