CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

30 agosto 2013

VESÍCULA BILIAR (Conflictos emocionales que afectan a éste órgano)




La vesícula biliar es un depósito en forma de pera en el que se acumula la bilis segregada por el hígado y donde es retenida, hasta verterla en la digestión cuando sea necesario. Es como una carga de agresividad que se retiene para utilizarla en el momento oportuno.
La vesícula no solo participa en la digestión física de los alimentos sino que también tiene un cometido equivalente en la digestión psicológica de los acontecimientos.
La vesícula biliar guarda la bilis que ayuda en la digestión, por lo tanto en los conflictos relacionados, habrá una necesidad de digerir y descomponer (destruir) algo grande, pero con un componente de agresividad, rabia y cólera.
Conflicto de pérdida de territorio con enfrentamiento (injusticia y rencor).
Celos profesionales, traición.
En la mayoría de los síntomas relacionados con la vesícula, existe un fuerte sentimiento de rencor, porque "algo ha sucedido" dentro de nuestro territorio (casa, trabajo, ciudad, país, etc.) en relación a la forma en que nos comunicamos con los demás o viceversa y a causa de ello, estamos viviendo una gran "injusticia" de la cual no nos podemos defender.
Se trata de una sensación de "Yo no puedo golpear a... (En relación a nuestro padre/madre, nuestro jefe/a, nuestra pareja, etc.)
Por lo tanto, nos guardamos, nos aguantamos ese rencor y lo interiorizamos de manera que queda bloqueado, reprimido.
Conflicto de cólera e ira con sentimiento de estar siendo engañado.
Del mismo modo, puede ocasionarnos problemas en la vesícula, el hecho de sentir que hemos perdido nuestra identidad dentro del territorio: Conflicto de no tener derecho a hacer (pensar, opinar, sentir) lo que uno quiere.
Ya no sé quién soy”.
“Mi opinión no vale, ya no me toman en cuenta”.
Cálculos biliares: Formación de acrecencias de material sólido (piedras) en las vías biliares y la vesícula biliar.
Conflicto de juicios con amargura y agresividad reprimida.
El sentido de un cálculo biliar es el de retener la bilis para que no salga. Puede ser para no digerir algo o para frenar un exceso de bilis (amargura, ira, rabia, rencor…) que no queremos que se manifieste.
Situaciones familiares conflictivas de pérdida de territorio por no tomar decisiones. “No quiero que el otro tenga rabia hacia mí”. “Van a pensar mal de mí”.
Conflicto de rencor con tonalidad de muerte, en el que estamos enfrentados a una oposición dura como una piedra.
También puede indicar que estamos viviendo un conflicto de cálculo. Por ejemplo, planeamos hacer algo y terminamos haciendo otra cosa, porque calculamos mal. Somos muy testarudos y deseamos tener todo calculado, planeado y si alguien nos desvía de nuestros objetivos o nosotros mismos cambiamos de decisión nos lo tomamos muy mal y nos enfadamos mucho.
Obsesión por planear las cosas.
Sentimiento de frustración si algo no planeado surge.
Imposibilidad de valorar otras opciones.
Juzgarse duramente. No poder ser agresivo.
“Yo nunca puedo tomar decisiones en la vida”.
“No salió como yo quería”.
“Yo quería ir por ahí y me lo impidieron”.
“Calculé mal”.
“Esto no estaba calculado”.
 Afecta principalmente a individuos de carácter triste y amargado, insatisfechos consigo mismo, que no se sienten reconocidos ni saben cuál es su “sitio” en la vida, que siempre tienen algo que objetar y que son propensos a ataques súbitos de cólera.
Las madres que por sus obligaciones familiares no han podido dar libre curso a su energía y mantienen juicios condenatorios y resentimientos por su falta de libertad, son candidatas firmes a padecer cálculos biliares.
Conductos biliares intrahepáticos: Expresan un sentimiento de carencia (comida, dinero, etc.) y cólera.
Vía biliar extrahepática: Fuerte emoción de cólera.
Vías pancreáticas: Nos hablan de un sentimiento de carencia unido a una injusticia: “El dinero va allí, donde no tendría que ir”. “Siento un fuerte odio por...”. “Nunca  perdonaré al idiota que robó mi puesto en la empresa”. “Jamás olvidaré la traición de mi pareja”.
Las personas que padecen de trastornos en la vesícula sienten un fuerte deseo y una gran  tendencia  a forzar, utilizar, manipular y dirigir a los demás, aunque les cuesta mucho reconocerlo.
Mediante la vesícula biliar, expresamos la capacidad que tenemos para ver claro en nosotros mismos con honradez, es decir, nos ayuda a clarificar y a discernir.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...



CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?


 
Joman Romero