CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

12 noviembre 2013

RIÑONES (Conflictos emocionales que afectan a éste órgano)



Los riñones son los órganos encargados de eliminar los desechos nitrogenados de la sangre (urea, ácido úrico, etc.) y también participan de forma activa en la evacuación de sustancias extrañas introducidas en el organismo (medicamentos, sustancias tóxicas absorbidas con los alimentos etc.)
Mantienen el equilibrio ácido-base y el pH sanguíneo.
Forman algunas hormonas, en especial la renina, que interviene en el mantenimiento de la tensión arterial.
Por último y, especialmente, regulan todo lo que en el organismo tiene relación con los líquidos, por lo cual uno de sus mensajes señala una falta de equilibrio en el plano emocional.
El riñón es el órgano “portador” de las estructuras fundamentales de la persona. En ellos  se refleja la vitalidad, la energía (física y sexual), los miedos. Nos hablan de nuestra capacidad para mantenernos de pie, “tener unos riñones sólidos”, para hacer frente a las presiones de la vida, para encontrar el equilibrio, la sensatez, para saber elegir y tomar las decisiones oportunas, para encontrar la estabilidad en la vida y las relaciones.
Muy a menudo vinculado al padre, nuestro primer referente.
Para los chinos el riñón está relacionado con los antepasados, con la energía ancestral.
Cuando presentamos cualquier síntoma relacionado con los riñones, significa que estamos viviendo un conflicto de miedo, miedo a perder, miedo a no sentirnos parte de algo. Hablando de manera general, los riñones representan la convivencia que tenemos con otras personas y la manera en que nos comunicamos con ellos. Si vivimos alguna situación con alguien que para nosotros significa "un problema", nos dolerán los riñones. Todo conflicto con semejantes, puede ocasionarnos dolor.
Túbulos colectores: Cuando presentamos cualquier síntoma relacionado con los túbulos colectores, quiere decir que estamos viviendo un conflicto de “pérdida total”, enfocada a lo material o a lo sentimental.
Pérdida de los referentes. “Ya no tengo a nadie”.
Conflicto de lucha por la existencia. ¡Esto es demasiado! “Todo se viene abajo”.
Perderlo todo, por ejemplo: mi casa se incendió y lo perdí todo.
Pérdida de los medios de existencia.
Conflicto de los inmigrantes, refugiados, por guerras, inundaciones, etc. Conflicto de encontrarse bruscamente enfrentado a un vacío social, familiar, etc. “La tierra se hunde bajo mis pies”.
Conflicto por sentirse abandonado, por haber perdido las raíces, nuestros referentes, nuestros valores más profundos (tras una situación de separación brusca, de divorcio, porque el padre se hace alcohólico, etc.)
“La vida es demasiado dura, esto es demasiado, esto no es vida”.
Miedo existencial. Inquietud por el futuro.
Hipertensión arterial: Se manifiesta tras un conflicto relacionado con un líquido unido a un conflicto de injusticia.
“Estoy decepcionado del amor y por lo tanto cierro mi corazón”.
Cáliz renal: Conflicto de marcaje de territorio distante o proyecto de marcar un territorio lejano.
El cálculo renal, litiasis renal o piedra en el riñón  es un trozo de material sólido (generalmente calcio) que se forma dentro del riñón a partir de sustancias que están en la orina. La piedra se puede quedar en el riñón o puede desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario.  Los cálculos pueden quedarse trabados en uno de los uréteres, en la vejiga o en la uretra, produciendo la sintomatología de dolor (cólico nefrítico), disuria (dificultad al orinar), o hematuria (presencia de sangre en la orina).
“No puedo estar en mi territorio” (Estar en casa de un familiar, por ejemplo).
Territorio en disputa. “Alguien ocupa mi territorio y, en consecuencia, me es imposible marcarlo, delimitarlo”.
Cálculos: subo a una pared para proteger el territorio del invasor.
Las personas que presentan problemas en el riñón demuestran una falta de discernimiento o una incapacidad para tomar decisiones ante sus necesidades. Se sienten incapaces e incluso impotentes, ya sea en lo que se proponen o con relación a otras personas.
A menudo se trata de individuos emotivos que se preocupan en exceso por los otros.
También  es posible que se dejen influir demasiado por las creencias de los demás y que, al querer ayudarles, les falte discernimiento para sí mismo, que no sepan distinguir lo que es bueno para  ellos de lo que no lo es.
Tienen tendencia a idealizar una situación o a una persona y se frustran cuando sus expectativas no son satisfechas.
Critican fácilmente a los demás o a las situaciones, acusándolos de injustos.
“Siempre reacciono como un niño”.
“Siento vergüenza todo el tiempo. Todos me critican”.
En resumen, el riñón es el centro de nuestros miedos más profundos, pero hay una diferencia que lo distingue de otros órganos: En el riñón, los conflictos por lo general son "repetitivos" (conversión repetitiva mínima), cuando aparece algún síntoma es porque llevamos mucho tiempo soportando los mismos conflictos.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
Cuanto más grave sea nuestro problema renal, más urgente e importante es el mensaje que nos envía nuestro cuerpo para que restablezcamos el contacto con nuestro poder interior y que dejemos de creer que no podemos enfrentarnos, como las demás personas, a las situaciones difíciles que se nos presentan en nuestra vida.
Es importante que dejemos de pensar que la vida es injusta, ya que ésta conducta nos aleja y nos impide conectarnos con nuestro poder interior.
También es necesario que dejemos de compararnos con los otros y que abandonemos nuestra tendencia a criticar a las demás personas.
Para ello, es importante que aprendamos a ver las cosas y a las personas tal como son, sin juzgarlas, sin idealizarlas, ni hacernos falsas expectativas. 
“Me amo y me apruebo”.
“Siempre tomo las decisiones correctas y, si fuera necesario, tengo la capacidad para cambiarlas”.

Véase también: Cólico nefrítico: Cáncer de riñón: Parénquima renal (nefronas): Glomérulo, insuficiencia renal crónica: 

Aquí pueden adquirir la versión digital (Kindle) de éste libro:



Joman Romero
Autor del libro CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?