CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

09 febrero 2016

CORAZÓN (Conflictos emocionales que pueden afectarle)

El corazón es el órgano principal del sistema circulatorio. Es un músculo que funciona sin que intervenga nuestra voluntad consciente, se manda a sí mismo, de hecho, el corazón puede latir sin cerebro.
Es como una “bomba” que hace impulsar enérgicamente la sangre a todos los rincones del cuerpo, no obstante, no está a nuestro alcance poder controlar la fuerza (palpitaciones) o la rapidez (arritmia, taquicardia).
Simbólicamente es considerado la “casa de la familia”, de los que llevan la misma sangre. A nivel metafísico el corazón es considerado el centro del amor y se asocia a toda la gama de sentimientos, desde el afecto, la compasión y la ternura, hasta la aflicción, la pérdida y el miedo. Hay muchas expresiones populares relacionadas con este tema:
-“tener un gran corazón”, “dar algo de todo corazón”, (ser generoso);
-“no tener corazón”, “tener un corazón de piedra”, (ser insensible);
-“partírsele a uno el corazón”, (sentir una gran pena);
-“abrir uno el corazón a alguien”, “hablar con el corazón en la mano”, (sincerarse con alguien), etc.
Así pues, ¿qué nos trasmiten las enfermedades del corazón?
Las afecciones del corazón y del sistema circulatorio guardan relación con el modo cómo nos relacionamos y sentimos respecto de nosotros mismos, con si somos capaces de sentir amor y expresarlo a los demás. También pueden asociarse con lo contrario, con la hostilidad y el rechazo.
Cuando presentamos un problema en el corazón significa que estamos viviendo un conflicto de desvalorización por no poder defender nuestro territorio (real o simbólico): Casa, familia, pareja, hijos, trabajo, mascota, dinero, sueldo, amigos, etc.
“Mi ex mujer me quitará la casa con el divorcio”.
“Mis hijos me abandonaron”.
“Me adelantaron la fecha para jubilarme”.
“Quiero volver a casa de mi madre o dejo la puerta abierta, para que vuelva mi madre”.
Angina de pecho: Aparece cuando la persona ha sufrido un conflicto en “su” territorio, como en el caso del infarto, pero no se enfrenta para tratar de resolverlo, más bien se adapta al conflicto.
Pericardio: (membrana que protege al corazón).
Si tenemos afectado el pericardio, significa que estamos viviendo un conflicto de desvalorización porque vivimos con el miedo constante a un infarto o a que algún familiar sufra un infarto.
“Hay que tener mucho cuidado con el corazón”.
“Miedo a sufrir un ataque”.
Conflicto de miedo relacionado con el corazón propio o de los otros.
“No le diré nada a mi madre, seguro le causo un infarto”.
 Endocardio: “Esto me arranca el corazón”. "Me han roto el corazón".
Bradicardia: Ritmo cardíaco demasiado lento (por debajo de las 60 pulsaciones por minuto) 
Fase de curación de un conflicto de territorio.
Conflicto transgeneracional. 
Produce una ralentización de los ritmos en general, y dentro del corazón en particular (casa, hogar), para que no se nos note demasiado y pasar inadvertidos. 
Conflicto de guardar un muerto (transgeneracional, fantasma) en nuestro interior por ser sus herederos y guardianes.
Conflicto con el padre.

Bradicardia ventricular: “Hay que dosificar, disminuir el amor”. Puede relacionarse con el tener que guardar ciertos secretos familiares dentro de casa.
Válvula mitral: Me siento desprotegida por mi pareja”. 
“Nunca está el macho cuando se le necesita”.
“No hay macho que dé la cara por mí”.
“No tengo quién me defienda”.
La mujer ha de asumir que la falta de un hombre a su lado no le va a hacer más débil y que podrá salir adelante sin pareja.
Ventrículos: “No tengo espacio en mi casa (corazón) para recibir a mi padre”.
Venas del corazón: Tener un problema en las venas coronarias expresa que estamos sufriendo o hemos sufrido una pérdida de territorio importante y específicamente en algún asunto "del corazón".
También puede indicar un conflicto biológico de frustración sexual, por ausencia de relaciones o por no pertenecer a ningún hombre sexualmente.
“Quiero eliminar (de mi pareja, de mi familia, vida...) todo lo impropio”.
“Me veo privado de contacto carnal”.
“Mi pareja me ha dejado”.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...
(Véase infarto, taquicardia)




Autor Joman Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario