CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

17 marzo 2016

MUELAS (Conflictos emocionales que pueden afectarles)


Su función es la de “moler” los alimentos, por lo tanto muy ligados a la alimentación. Los premolares tienen la función de “despedazar” y las muelas la de “pulverizar y aplastar”. 
Estabilidad, seguridad, anclaje y apoyo.
Conflicto de desvalorización por no poder morder o por no poder mostrar los dientes (y ladrar) a los demás, o por no poder expresar (tener que esconder las palabras) en la familia.  
Los primeros molares, están relacionados con nuestra estabilidad, seguridad y facultad para ocupar el lugar que nos corresponde en la vida. Representan nuestra capacidad para alimentarnos, real y simbólicamente. Conservan la memoria de nuestros primeros 6 años.
Primeros molares superiores / muelas de los padres reales: Representan al lugar en donde nací, el lugar que yo ocupo en la familia, mi origen, mi entorno familiar, mi estabilidad familiar. Están relacionados con el alimento (real y simbólico) que recibimos de nuestros padres y con la autoridad.
Primer molar superior derecho: Expresa cómo reacciono ante la autoridad de mi madre, qué lugar me da mi madre. Mi reacción ante autoridades femeninas. 
Primer molar superior izquierdo: Expresa cómo reacciono ante la autoridad de mi padre, qué lugar me da mi padre. Mi reacción ante autoridades masculinas.
Problemas en primeros molares superiores: Nos indican lo que sentimos con respecto a nuestra situación familiar, si sentimos que nuestros padres han sido injustos, sobreprotectores, autoritarios, ausentes, castigadores etc. Si yo me enfrento a ellos, si hay peleas y discusiones, mis muelas presentarán daños.
Primeros molares inferiores / muelas de los padres simbólicos: Representan a nuestros padres adoptivos, simbólicos, y su capacidad para garantizar nuestra seguridad material y afectiva. Reflejan mi refugio seguro, un ambiente afectuoso y con amor.
Primer molar inferior derecho: Reflejan la seguridad emocional y económica que me brinda mi madre.
Primer molar inferior izquierdo: Representa la seguridad emocional y económica que me brinda mi padre.
Problemas en primeros molares inferiores: Nos indican que tenemos una profunda inseguridad, que carecemos o tenemos miedo de carecer de alimentos, de dinero, de afecto. Que no hubo o no hay en casa una madre o un padre, presentes física o emocionalmente. ¿De qué voy a vivir? ¿Y si me dejan de querer?
Los segundos molares: Están relacionados con el lugar que ocupamos en la sociedad. Representan nuestra capacidad para instalarnos en un trabajo, para tener una pareja estable y formar una familia. Nuestra facultad para captar el alimento emocional que recibimos de la sociedad que nos rodea. Llevan la memoria de nuestros primeros 12 años.
Segundos molares superiores / muelas de la transgresión:
Son las muelas que manifiestan el apoyo que recibimos de otros, la forma en que nuestros  padres nos educaron para desenvolvernos como ellos. Representan el hecho de que podamos confiar en otros, sentirnos apoyados, respaldados por otros. Siempre en el aspecto laboral, profesional y social.
Segundo molar superior derecho: Fidelidad social hacia mi madre.
Segundo molar superior izquierdo: Fidelidad social hacia mi padre.
Problemas en segundos molares superiores: Expresan nuestra  incapacidad para confiar en los demás. Reflejan que no estamos en el lugar que nos corresponde. No aceptamos,  contamos ni nos integramos con los demás. Seguramente vivimos una adolescencia difícil.
Segundos molares inferiores / muelas de la unión: Representan a nuestro compañero (a) de vida, con quien construiremos un hogar. Al amigo, vecino complaciente que siempre estará dispuestos a echarnos una mano cuando les necesitamos. Son las muelas que revelan cómo va mi matrimonio o mis relaciones amorosas y amistosas.
Segundo molar inferior derecho: Mi esposa, mi novia, mi amiga, mi vecina.
Segundo molar inferior izquierdo: Mi esposo, mi novio, mi amigo, mi vecino.
Problemas en segundos molares inferiores: Cualquier problema en los segundos molares inferiores, representa que me han traicionado. Engaños, mentiras, fraudes, decepciones causadas por los otros.
Muelas del juicio: Representan nuestra madurez mental, nuestra sensatez para tomar decisiones, nuestra autonomía y la capacidad para alimentarnos por nosotros mismos.
Las muelas del juicio salen cuando tenemos ya asentados los principios inculcados por nuestros padres y somos perfectamente capaces de dirigirnos, alimentarnos y mantenernos solos. El nacimiento de las muelas del juicio nos anuncia que somos adultos y que debemos de estar preparados para abandonar el hogar y formar nuestra propia familia.
Si nos molestan al salir nos expresan el dolor por haber crecido y saber que ya no podemos depender más de nuestros padres. Cuanto mayor es el dolor que sentimos, más nos indica lo que nos cuesta madurar, lo que nos duele separarnos de casa y dejar de ser niños.
Cualquier lesión representa que somos inmaduros en todos los aspectos, que todo nos lo tomamos a broma o no le damos importancia y carecemos de visión de futuro.
“Ahora estoy en edad de divertirme, ya luego busco trabajo”.
“A mis hijos que los cuide mi madre, yo no tengo tiempo”.
“Con ese dinero, me compraré ropa, ya luego veremos”.
Muela del juicio pequeña: “No confío en mi originalidad, no confío en lo que puedo lograr, soy poca cosa”.
Muela del juicio con una sola raíz: “No me atrevo a ocupar un espacio”. “Tengo poca confianza en la vida”.
Muela del juicio con varias raíces: “Tengo una personalidad rica y compleja”.
“Poseo múltiples talentos y recursos, puedo realizarme en aquello que yo quiera”.
Muela del juicio que nunca sale: “Tengo miedo visceral a morir”.
Cuando necesitamos sacarnos la muela del juicio también tiene su significado:
Extraerlas conscientemente: “Ya lo he decidido, es hora de dejar la casa, mudarme, irme, liberarme, etc.”.
Extraerlas inconscientemente (solo porque nos causa mucho dolor):

“Renuncio a ver por mí mismo, renuncio a caminar solo, quiero dar marcha atrás, quiero ser joven y permanecer bajo la protección de mis padres”.

Recomendaciones para recuperar la salud física emocional y espiritual:...
(Véase dientes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada