CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

18 septiembre 2016

VARICES (Conflictos emocionales que pueden causarlas)



Venas que se dilatan y se vuelven tortuosas. Se encuentran comúnmente en la parte posterior de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna. Se desarrollan cuando las válvulas venosas que permiten que la sangre fluya hacia el corazón dejan de funcionar adecuadamente. Como resultado, la sangre se acumula en las venas y provoca las dilataciones. Son más comunes entre las mujeres que entre los hombres.

El sentido biológico de las varices es tratar de impedir que la sangre “sucia” vuelva al corazón (hogar) y a los pulmones, para ser limpiada. Responde a suciedad que queremos esconder. 

Conflicto de desvalorización, separación y mancha. 

Conflicto de separación del hogar, arrepentimiento por haber dejado el hogar o haberse separado de la familia: 
“Estoy fuera de casa”. 
“Estoy atrapado en una situación”. 
“Quiero volver a casa, aunque ya es demasiado tarde”. 
“He sido una tonta, no debí dejar mi casa o mi familia por ese hombre (esa mujer)”. “No puedo volver a casa”. 
“Quisiera volver a tener contacto con mi familia”.

Conflicto de mancha, de arrastrar una condena (personal o familiar): 
“Hay demasiadas cosas que limpiar en esta familia”.

Conflicto sexual sumado a un conflicto de no querer o no poder volver al nido (al hogar). Estamos viviendo un conflicto sexual con nuestra pareja que no nos resulta agradable, pero no tenemos el valor de abandonar dicha dinámica y regresar a casa.

Las varices también pueden manifestarse en personas que, acostumbrados a vivir una buena vida, de repente pierden ese nivel, bien por haberse ido a vivir con una pareja humilde, por haber sido desheredados o repudiados por la familia.

Del mismo modo, las varices pueden expresar que nos sentimos sobrecargados y con exceso de trabajo. Es posible que tengamos la tendencia a hacernos cargo de todo, que tengamos muchas labores por hacer (lavar, planchar, cocinar, limpiar la casa, cuidar a los nietos, etc.) que nos resultan pesadas, tediosas y que además, sentimos una gran preocupación si no las realizamos. Para colmo, nuestro  marido no nos ayuda, nos trata mal y somos nosotras las que debemos de atenderle, para que no se enfade. ¡Nos encantaría salir corriendo de aquí, pero no lo hacemos!

Sumado a esto, está el hecho de que todo lo que hacemos, lo hacemos por deber, sin alegría.

“Me siento ahogado en ésta familia”. 
“Nunca me siento en paz, en casa”. 
“Estoy atrapado en una situación”. 
“Soy la sirvienta de la casa”. 
“Ya me cansé de cuidar a mis nietos”. 
“Ya me harté de vivir con mi esposo”.

Con las varices queremos expresar que necesitamos más tiempo para nosotros, que deseamos más tiempo libre, que queremos más libertad en nuestra vida, porque carecemos de ello.

Del mismo modo, puede indicar que nuestro trabajo no nos gusta o incluso, nos fastidia; pero continuamos haciéndolo porque somos de esas personas que se obligan a permanecer en una situación aunque la odien.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...



Joman Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada