CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

06 enero 2017

ESCOLIOSIS (Conflictos emocionales que pueden causarla)




Es una desviación de la columna vertebral que resulta curvada en forma de "S" o de "C", muy a menudo localizada a nivel de la columna dorsal. Puede afectar desde un recién nacido hasta un adulto.

La torsión lateral de la columna vertebral muestra una desviación inconsciente entre los polos masculino y femenino, es decir, entre el padre y la madre, que son las dos referencias esenciales que tiene el niño. La dirección hacia donde se desvía la columna nos muestra la dirección del extravío del afectado. Uno se aparta de algo para dirigirse a otra cosa.

La persona que presenta escoliosis lleva mucho tiempo sufriendo una fuerte desvalorización por parte de una persona cercana. La mayoría de las veces, esta falta de apoyo y de aprobación procede de sus progenitores y en mayor grado, por parte de su padre o de la persona que lo representa.

“Solo puedo apoyarme en uno de mis padres. Uno me tira hacia arriba y el otro tira hacia abajo”.

Puede tratarse también de mi hermano o hermana que se pasa la vida fastidiándome o haciéndome sentir menos. Es poco común pero también sucede, que la desvalorización la estoy recibiendo por parte de un colateral (primo, amigo, compañero de la escuela, del trabajo, vecino, etc.)

La columna es el pilar del Ser, representa nuestra fuerza, nuestro soporte, por lo que presentar una desviación en la columna significa que alguien de mi entorno próximo me está destruyendo, poco a poco, la autoestima y la seguridad. Esta desvalorización, necesariamente lleva implícito que yo viva con un miedo permanente a ser juzgado, criticado, descalificado. Que yo tema tomar decisiones, que viva con miedo, y que por supuesto, sienta rencor u odio hacia esa persona que me desvaloriza y que solo desee, alejarme de él o ella.

“No sé tomar una decisión”. “No soy lo suficientemente bueno para...” “No valgo lo suficiente para...” “Soy peor que fulano, menos que mengano…” “Siempre me parece que hago las cosas peor que los demás”. “Salgo perdiendo en todas las comparaciones”. “Esta persona no me quiere, jamás me ha querido, me odia”.

También puede manifestarse en aquellos niños que se dan cuenta de que han crecido y de que ya no pueden recibir toda la atención por parte de sus padres, como cuando eran “más pequeños”. Sobre todo, especialmente, si tienen algún hermano menor y es ahora éste quien atrae todo el cariño de sus padres. “Prefieren claramente a mi hermano o hermana”.

Éste pesar lo manifiesta torciendo la espalda, doblándola hacia los lados, impidiendo que siga creciendo hacia arriba y así intentar ser más “bajito” y más pequeño.

“No tengo derecho a sobrepasar al otro”.

Ante ésta dinámica el niño se ve obligado a eclipsarse delante de su hermano o hermana.

En las niñas, la escoliosis puede expresar un miedo imaginario a ser juzgada por los hombres al hacerse mujer.

Las personas con escoliosis normalmente han tenido que madurar mucho más pronto que un niño normal. Se le han cargado responsabilidades que no le corresponden a una edad tan temprana. Por lo tanto, inconscientemente, intuyen que "sobre sus hombros" hay cargas que no le pertenecen. Y en el fondo desean huir de ellas.

“Transporto cargas que no son mías”.

“Yo merecía más atención, amor y cuidados”.

La escoliosis sólo la presentan los "niños basura". Necesitamos prestar atención a ese hecho, tanto en el proyecto sentido como en el transgeneracional. Son niños nacidos para recibir y reparar todas las “suciedades” de la familia, sus faltas, sus defectos, sus secretos. Desde muy pequeños son ignorados, no cuidados ni alimentados como debe ser. Estos niños suelen nacer en familias que carecen de una estructura fundamentada en el amor.

Hay que observar las vértebras afectadas y asociarlas a las costillas correspondientes, para saber si el conflicto es con el padre, los hermanos o incluso, los hijos.

Hay que tener en cuenta que, en muchos casos de escoliosis, hay una historia familiar en la que otros miembros han podido sufrir los mismos conflictos que padece el niño/a actualmente. Ejemplo: los celos que sufre un hermano respecto a su hermana, representa a los celos que sintió su padre hacia su hermana mayor y preferida de sus padres. En todos los casos la terapia debe  abarcar a toda la familia y al reconocimiento individual de cada individuo.

Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:...


CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada