CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?

CONOCERNOS ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?
CONOCERNOS, es un libro de consulta, para que quien sufra de una enfermedad pueda averiguar de una manera sencilla y rápida la verdadera causa emocional de su problema.Pueden adquirirlo en papel y también en versión digital (Kindle) a la derecha.

17 enero 2010

OJOS (Conflictos emocionales que pueden afectarles)



Son los órganos de la visión. Se consideran el espejo del alma. No sólo recogen impresiones del exterior sino que expresan también cualquier emoción y sentimiento que se experimenta dentro. Por los ojos reconocemos enseguida emociones como la ira, el miedo, el enfado o el amor. Los ojos representan la capacidad que uno tiene para enfocar la vida y ver a los demás. Todas las enfermedades de los ojos nos hablan de nuestra incapacidad para ver la vida con objetividad, ponen en evidencia nuestro punto de vista y nuestra manera de ver las cosas y las situaciones como son realmente.
Queratocono: Alteración de la curvatura de la córnea, que toma una forma cónica. Si yo presento queratocono en alguno o en ambos ojos, significa necesariamente que he vivido un conflicto en el cual yo he deseado o he logrado realmente que las personas a mi alrededor no vean lo que hay en mi interior. No quiero que vean que soy débil, flojo, vulnerable, amable, duro, etc. Intento que no me vean tal cual soy y me la vivo fingiendo ser quien no soy. Miedo a ser como soy por miedo a ser rechazado. Miedo a mostrar mis debilidades. Incapacidad de revelar mis sentimientos.
Obsesión por ocultar algo de mi personalidad. “No quiero que los demás vean lo que hay en mi interior”. “No debe verse desde el exterior, lo que hay en el interior”.
“Nadie me protege de lo que veo. Mis ojos se meten bajo un ala protectora”.
Miedo. Inseguridad. Desconfianza. Vergüenza.
Glándulas lagrimales, sequedad: Glándulas exocrinas encargadas de producir y segregar las lágrimas.
Las lágrimas lubrifican el globo ocular, lo humidifican y lo limpian para tener una mejor visión del “pedazo”. También contienen una enzima bactericida que protege el ojo contra infecciones de forma continuada.
Conflicto general de fascinación de algo que no podemos evitar ver, a pesar de resultarnos horripilante.
“Querer atrapar con los ojos”. Miedo de no poder atrapar el momento, en el sentido de no poder ver lo que nos gustaría que sucediera.
Conflicto de no poder realizar una cosa que nos gustaría ver, es decir, visualmente no atrapar / conseguir algo.
La ausencia de lágrimas quizás pueda deberse a que la persona se impide llorar, se niega a expresar sus emociones.
“Está prohibido llorar, expresar los sentimientos, dejar que otra persona los vea”. A menudo se trata de personas que intentan ocultar su enorme sensibilidad, porque tienen miedo de que se aprovechen de ellas.
También puede tratarse de ojos furiosos, que se niegan a perdonar, a mirar con amor.
“Veo a todos con furia, porque no son como quiero que sean”.
“Veo a todos con furia, porque no hacen lo que quiero que hagan”.
“Estoy decepcionado y dolido”.
Lagrimeo excesivo o epifora; La función del lagrimeo es la de limpiar algo que hay en el ojo. Limpiar algo que vemos.
Conflicto de tener algo sucio, malo o perjudicial en el ojo.
Conflicto de haber visto o estar viendo algo que consideramos sucio.
Ulceras: Separación visual grave. “Perder a alguien de vista”.
Escleritis: La esclerótica protege y mantiene la forma del ojo.  
Conflicto de protección en una tonalidad visual. Protección de lo que vemos.
Desvalorización por un territorio (visual) que estamos perdiendo y nos sentimos impotentes para defenderlo (intolerable).
Chalazión: o Lipogranuloma de glándula de Meibomio es un quiste en el párpado causado por la inflamación de una glándula de Meibomio obstruida, localizada cerca de las pestañas, por lo general en el párpado superior. Se distingue de un orzuelo en que no son dolorosos.
Protección/desprotección del ojo (de lo que veo). La glándula de meibomio segrega la sustancia grasa de la película lacrimal, es una protección para el ojo. Ha habido un exceso de demanda de protección que ha bloqueado el conducto. 
Conflicto de mancha por algo que veo, ya sea en el exterior o en mí mismo.
Conflicto de desvalorización: No querer  ver más de manera pasiva, infantil, lo que me imponen como carga, como estructura de vida.
Conflicto de haber confiado ciegamente en algo o alguien que nos falló: “debí estar alerta”.
Conflictos con la visión que se tiene de la religión.
Conflicto de deshonor y de separación: “Está mal no volverle a ver”.
Orzuelo: Conflicto de deshonor y de separación por algo que hemos visto y nos ha hecho sentir sucio.
“He visto una cosa que no me ha gustado nada”.
“Me siento sucio por algo asqueroso que he tenido que ver”.
“Tengo problemas en mi matrimonio o con mi pareja”.
“Vi algo que me hizo enfadar”.
“Sólo me gusta ver cosas que me interesan”.
Dolor en los ojos: No queremos ver qué está ocurriendo. Nos causa dolor lo que estamos viendo.
Intento de huir de la vida ya que no aceptamos ver cómo es.
Exoftalmia o grandes Ojos saltones: Los músculos que rodean los ojos se encuentran en permanente estado de shock, reflejan una expresión de temor como  consecuencia de experiencias vividas en la infancia. Conflicto de la presa que aumenta su campo visual para ver venir el peligro y poder escapar a tiempo. “Debo atrapar la imagen del peligro lo más rápido posible”.
La ceguera: Conflicto del avestruz. Cuando tiene miedo, el avestruz prefiere no ver nada y esconde la cabeza bajo la arena; allí todo es negro, no se ve nada, ¡ya no hay problemas!
¿Era necesario ver el día?
¿Era necesario esconder mi presencia en el vientre de mamá?
Por causa de un shock, trauma, etc., nos resistimos a ver, con el fin de evitar el enfrentamiento con la realidad. No queremos aceptar lo que nos dicen los ojos.
Miastenia: Conflicto de impotencia por algo que vemos.
Triquiasis: Las pestañas se doblan hacia el ojo irritando la conjuntiva. 
Conflicto de separación y de culpa.
Mantenemos nuestra visión de manera sesgada, porque nos sentimos culpables de “haber visto o que nos vean”.
Conflicto de protección del padre. 
Ambliopía: La ambliopía, también llamada ojo perezoso u ojo vago, se define como una disminución de la agudeza visual sin que exista ninguna lesión orgánica que la justifique.
Conflicto: “quiero unir lo que veo separado”.
Nistagmo  o párkinson ocular: En cierta medida, es como una especie de párkinson del ojo. Conflicto de los limpiaparabrisas. El nistagmo es un movimiento involuntario e incontrolado de los ojos. El movimiento puede ser horizontal, vertical, rotatorio, oblicuo o una combinación de estos.
El nistagmo  está asociado a un mal funcionamiento en las áreas cerebrales  que se encargan de controlar el movimiento. Los afectados con nistagmo a menudo ponen la cabeza en una posición anormal para mejorar su visión, anulando lo más posible el efecto que produce el movimiento de los ojos.
Conflicto emocional: “No puedo mirar de frente las cosas, el peligro viene de distintas partes”. “¡No sé adónde mirar!” “La supervivencia depende de mí equilibrio; he de mantenerme estable”. “Debo vigilar todo lo ancho de mi territorio”.
La retina: La retina es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior interna del ojo y actúa como la película en una cámara: las imágenes pasan a través del cristalino del ojo y son enfocadas en la retina. La retina convierte luego estas imágenes en señales eléctricas y las envía a través del nervio óptico al cerebro. La retina normalmente es de color rojo debido a su abundante riego sanguíneo.
Desprendimiento de retina: Conflicto intenso, imagen visual de estrés. Ejemplo: El niño que es atropellado ante nuestros ojos. El adulto ante tal imagen de horror, se protege la vista.
La retina imprime… ”No quiero imprimir lo que he visto”. “Sentimiento de haber visto algo espantoso”. Un niño pequeño que no tiene este mecanismo de protección, permanece fascinado por las cosas horribles que vea. Cuando queda impresionado, el niño imprime esa imagen en su retina. Posteriormente, con todo su estrés concentrado en la visión, sufrirá un desprendimiento de retina.
Miedo que viene por detrás. ¿Qué es lo que me puede caer encima?  “El peligro viene por detrás”.
Retinopatía macular: Se trata de la alteración de los capilares  de la mácula (zona central de la retina).
El sentido de ésta afección es el de evitar la visión de algo horroroso y que nos produce miedo (retina), que se encuentra sobretodo en los detalles (mácula).
Conflicto de separación visual. Conflicto de mancha por un muerto en la familia.
Dejar de ver a una persona o una cosa de forma irreversible, definitiva.
“Ver morir a un familiar”.
Para las personas diestras (al revés para los zurdos):
Ojo izquierdo: “No me gusta la imagen que doy”.
Ojo derecha: “No me gusta la imagen que doy hacia los otros”.
Retinitis pigmentaria: Demasiado pigmento en la retina. La melanina se acumula en el fondo del ojo. Es el equivalente visual del melanoma: visión de horror, visión fea, desagradable, con mancha. “He visto a mi padre / madre con otro”.
Daltonismo: Consiste en no ver un color por la relación que tiene con un hecho que resulta estresante. Ejemplo: padre alcohólico, adicto al vino rojo. Rojo = horror, temor.
Recomendaciones para recuperar la salud física, emocional y espiritual:
¿Qué es lo que no quiero ver?  ¿Soy capaz de ver las cosas tal como son?
¿Tengo miedo a ver las cosas con claridad? ¿A qué aspecto de mi personalidad cierro los ojos?
Hemos de ser tolerantes con lo que vemos a nuestro alrededor.
Debemos de ser conscientes de que nada cambiará en nuestra vida negándonos a ver.
Cualquier problema en la vista es un mensaje de nuestra alma, que nos advierte de un error en nuestro aprendizaje y nos impide realizar nuestro plan de vida.
Los ojos son para ver, tanto lo que nos gusta como lo que nos desagrada.
Hemos de desarrollar la capacidad de ponernos en el lugar del otro, de captar la realidad de su punto de vista y de comprender mejor los fundamentos de sus actos.
Si el problema afecta al ojo derecho, tendrá relación con el simbolismo Yin (lo materno). Representa mi identidad.  Es el ojo del reconocimiento, de la afectividad (el que demuestra mis afectos). Memoriza. Compara los rostros conocidos y desconocidos. Representa el reconocimiento que doy a los demás. Está relacionado con nuestros padres, nuestros hijos, amigos, etc.
Si se trata del ojo izquierdo el que tenemos afectado, guardará relación con el simbolismo Yang (lo paterno). Es el ojo que dirige el movimiento. Mira a los enemigos. Mira a lo lejos para disparar. Es el ojo que nos avisa de alguna amenaza cercana y nos defiende del peligro.



CONOCERNOS  ¿qué nos quiere decir el cuerpo con la enfermedad?




Joman Romero